sábado, 31 de diciembre de 2011

10 cláves del éxito

Con mucha humildad y sin pretender convertirme en un experto motivador quiero compartir con ustedes algunas de las claves que han puesto en práctica personas exitosas que yo conozco, sin que el éxito esté exclusivamente relacionado con la abundancia de dinero sino también con la estabilidad emocional, las realizaciones estudiantiles y laborales, la salud, la familia, etc.

DIEZ CLAVES DEL ÉXITO:

TALENTO: Nadie viene al mundo sin un talento. Dios no es tan cruel como para mandar un ser humano a este mundo tan competido sin una habilidad. Para bailar, para cocinar, para correr, para jugar un deporte, para escribir, cantar, actuar, imitar, levantar pesas, lo que sea, todos tenemos un talento. La clave está en descubrirlo, identificarlo y apropiarse de él desde la más temprana edad posible. Las personas de éxito logran identificarlo pronto y dedican su vida entera a desarrollarlo. Es más fácil fracasar cuando se cree que uno sirve para muchas cosas. Focalizar la actividad para la que tengamos más aptitud y actitud es muy importante. Una vez sepas para qué sirves en la vida, debes dedicar todo el resto de tiempo que te queda por vivir a desarrollar, a pulir a perfeccionar ese talento. Porque muchos nacemos con él pero la mayoría necesitamos pulir unas técnicas, practicarlo, aprender, perfeccionar.

DISCIPLINA: Dedicar muchas horas a pulir el talento es el 50% del éxito. Muchas personas poseen talentos impresionantes pero no son disciplinados y por eso fracasan. La disciplina implica dedicar horas de trabajo al perfeccionamiento, sacrificar placeres por llegar a una meta. Se concluye de esto que talento sin disciplina no funciona mientras que una persona muy disciplinada pero con un talento muy limitado sí puede llegar al éxito. Lo que sí es infalible es la mezcla de disciplina y talento. Este coctel jamás falla. No hay posibilidades de que una persona talentosa y disciplinada no llegue al éxito.

PLANIFICACIÓN: Nadie llega al éxito sin haber diseñado antes su carrera, los pasos que debe dar: cuando, cómo y donde darlos. Gestionar, no aplazar diligencias importantes y saberlas diferenciar de las urgentes. Muchos grandes proyectos se han echado a perder por falta de planificación. Plazos, cronogramas, metas.

HONESTIDAD: El camino largo conlleva más sacrificios pero deja más satisfacciones sin riesgo de perder la libertad y el buen nombre. El mayor tesoro de una persona es su buen nombre, su prestigio. No vale la pena perderlo por ninguna cifra. Muchos de los que hoy pagan condenas por corrupción desearían volver a nacer para no estar señalados y avergonzados ante sus familias y amigos.

VIDA ORDENADA: Muchos talentos se pierden en el vicio, las drogas el alcohol. Puede ser un genio. Si no es ordenado pierde! Sin llegar a la mojigatería, una persona ordenada debe dar prioridad al trabajo y a la familia sin olvidarse, obviamente de su diversión. Todo en su medida.

MERCADEO: Somos un producto. Tenemos que sabernos vender. El empaque es muy importante. Verse bien, oler rico, hablar bien, aprender buenos modales y aplicarlos. El ser humano es un vendedor por excelencia. Lo primero que tiene que venderse es así mismo. De la buena presentación surge la credibilidad inicial y la confianza del interlocutor. Sea lo que se quiera conseguir, siempre será más fácil si inspiramos confianza. También es muy importante que la gente conozca ese producto, que las empresas sepan lo que hacemos, que tengan identificadas nuestras habilidades. Trabajo hay, oportunidades hay. Lo que sucede es que la gente cree que estas llegan a domicilio. No es así. Hay que salir a buscarlas. Cocacola es un gran producto, pero si nadie sabe que existe pues nadie lo compra. Así somos nosotros. Yo vine a conocer el éxito como escritor a mis 32 años porque los años anteriores jamás me atreví a contarle a nadie que escribía libros. Luego era un producto desconocido. Cuando me aventuré a mostrar mis escritos encontré quién se interesara por él. Así mueren muchos buenos productos en el total anonimato, sin que nadie sepa que existieron. Y todo porque no se atrevieron, porque no tuvieron una estrategia de marketing que les hiciera conocer ante los interesados. Hablan mucho de roscas y estas no existen. El talento rompe cualquier círculo cerrado. Sólo piensen que la televisión, las editoriales, la radio, etc., son empresas privadas que quieren ganar dinero. Ninguna industria es tan tonta de dejar ir un gran talento sólo porque no pertenece a la rosca. Yo llegué sin rosca. He visto llegar escritores y actores al medio sin padrino. Sus escritos, sus actuaciones son suficiente llave para abrir esas puertas. Atrévete. Véndete correctamente.

FAMILIA: A un buen hijo, un buen novio esposo o compañero, un buen padre, un buen hermano no tiene porque irle mal en la vida. Es imposible que una persona solidaria con sus allegados no tenga como recompensa una vida tranquila y llena de oportunidades. Igual, aunque no haya recompensa, es un deber amar a su familia y brindarle todo lo mejor en todo momento. Esto por lo menos da tranquilidad y granjea muy buenas energías a cualquier persona. El aspecto más fundamental en una relación es el amor. Cuando se tiene, nada qué decir. Pero cuando no se tiene, no apresurarnos. Llenar ese espacio, ese vacío en el corazón por no estar solos nos hace cometer equivocaciones. El amor llega sólo, sin forzarlo. La paciencia es definitiva para no equivocarnos, elegir bien esa persona que va a compartir con nosotros nuestro cuerpo, nuestra salud, nuestra vida misma, es vital.

DIOS: Cualquiera q sea su idea de Dios apóyese en Él con fe y devoción. En momentos de incertidumbre Él nos regala calma y sabiduría. A quienes no creen en Dios confíen en que hay reglas divinas infalibles que jamás fallan. Por ejemplo aquella que dice que todo el daño que uno hace a alguien le será devuelto con creces, (karma). Y la que habla del (Darma): todo el bien que hagas será recompensado con sabiduría, voluntad y oportunidades. Sólo aplicando esta máxima podríamos vivir una vida justa y tranquila. Este camino de Dios implica una espiritualidad que a su vez conlleva al desarrollo de valores que se deben poner en práctica para lograr una gran armonía con el universo, con su familia, con sus amigos, con la sociedad misma. Más que obligaciones son deberes. La solidaridad, por ejemplo, compartir con los más necesitados. La comprensión de las personas que nos agreden. El buen ejemplo de vida. Cumplir las normas que la sociedad haya fijado para mejorar la convivencia. El respeto por las ideas ajenas, etc.

PASION: Las cosas hechas con amor y con pasión, con voluntad, con gusto, con ganas, pocas veces salen mal y todo el mundo las admira. Hay una gran diferencia entre hacerlas cosas por cumplir y hacerlas por gusto. Mucha gente hace su trabajo por el sólo sueldo y jamás pone un poco más de su parte para engrandecerlo. Siempre hay ojos mirando lo malo y lo bueno que hacemos. De esos ojos nacen las oportunidades, las recompensas o los castigos.

AUTOESTIMA ALTO. Sentirse es el 50% de ser. Uno se tiene que comer el cuento de lo que es y lo que sabe para q los demás lo crean. Si te sientes triunfador ya eres la mitad de un triunfador. Si te sientes derrotado ya estás casi derrotado. Si te sientes bonito, bonita, ya eres bello o bella porque eso estás proyectando. Habrá momentos de tristeza, muy naturales y comunes pero la clave está en saberlos sortear. hacerles el duelo. Pasar por encima de la adversidad. Reponerse y continuar sacando partido del error o lo aprendido. En esos casos es mejor no tener mucha vida social. La gente, en mi caso lo aplico, le huye a las personas quejumbrosas, abatidas que expiden energía negativa desde el hablado el caminado. Esos espíritus en decadencia nos hacen mucho mal. Por eso, cuando estés en la "mala" trata de aislarte o sólo lograrás animadversión de tus conocidos. Cuando vuelvas a sonreír, aparece como un sol radiante, una sonrisa amplia. Serás aceptado y admirado.

Que todos los días sean maravillosos, que las noticias horribles sean pocas, que la Navidad regrese sin afán, que los amores nunca nos fallen y que la plata no sea tan difícil de conseguir. Que la salud nos acompañe siempre, que los problemas nos hagan crecer y los resolvamos con cabeza fría. Los que no tengan un amor, que esperen con paciencia, los que no tengan dinero que trabajen con inteligencia y disciplina por conseguirlo y los que no tienen salud que se apeguen de Dios y de las indicaciones del médico (que no sea de Saludcoop). Que no nos hagamos matar por estupideces, mientras haya vida lo demás se soluciona. Que la tolerancia nos inunde al punto de comprender con cariño a nuestros agresores. Que este poder que nos dio Internet de opinar sea aprovechado con valentía para no volvernos a dejar pisotear de las mafias del poder económico y político y, por último, que crezcamos como personas. Que en un año no seamos los mismos conformes de siempre, que en un año seamos diferentes, mejores, nuevas personas. Que nos fijemos metas que no se dañan a las 24 horas de promulgadas.

Mis propósitos:
Más conciencia menos indiferencia. Más amor, menos orgullo. Más Educación, menos corrupción. Que la “Dignidad” sea el principal producto de la canasta Familiar. Menos Buitres más pupitres. Más Dios menos rumba. Más familia menos falsas amistades. Más amigos de verdad menos oportunistas. Más salud, más felicidad, más progreso para todos ustedes y sobre todo, más sabiduría.
Se les ama con el corazón.

viernes, 23 de diciembre de 2011

Lo que regala un Grinch en Navidad

No es fácil la Navidad para quienes pertenecemos al Club Grinch, del cuál soy fundador. Especialmente por el sonido de las ambulancias transportando niños quemados, los disparos al aire de borrachos irresponsables que casi siempre caen en la cabeza de algún inocente y, por sobre todo, las llamadas de exnovias y exnovios, justo a la media noche del 24 y el 31 de diciembre cuando uno está felicitando a su pareja.

Aún así, hay tradiciones que debemos respetar y mantener, so pena de caer en la tacañería y por eso publico aquí mi lista de regalos.

Mi primer regalo es para los Taxistas. Para ellos, un detector de intenciones para que adivinen si el pasajero que les está sacando la mano va para un lugar que les convenga, ojalá para enseguida de su casa, y el Manual de las Convivir para que terminen de organizar los grupos de ataque masivo en gavilla a los pasajeros que no les paguen lo que les venga en gana o se nieguen a dejar el cambio por haber pagado con un billete de alta denominación.

Al Presidente del Partido Conservador, aquel insigne defensor de la moral, homofóbico y acérrimo opositor del aborto, quien sin embargo no tuvo escrúpulos en recibir de la Dirección de Estupefacientes y por una módica suma mensual, la administración del Motel las Pirámides en Cali, al que ingresan esas personas que en el Congreso tanto detesta pero que adora en la caja del lucrativo negocio. Al Dr. José Darío Salazar le regalo una palmerita de luces anaranjadas para el motel y le pago por un año un conductor homosexual y una empleada del servicio lesbiana para que descubra que son personas comunes y corrientes, tan o más eficientes y honestas que las heterosexuales. La ventaja es que la mujer no saldrá embarazada por lo que no tendrá problemas con un aborto posterior. Lo que si puede es recomendarlos con sus amigos en el ICBF para que los beneficien con una adopción.

Al Doctor Juan Manuel Corzo, honorable presidente de nuestro Congreso de la República, mejor senador del año (Cómo será el peor), unas acciones de Ecopetrol, bonos para tanquear de manera gratuita todo el año, un código penal para que consulte a diario sus actuaciones sin tener que recurrir a la presentación de proyectos de leyes de inmunidad y un estuche de terciopelo para su pasaporte diplomático. A los demás Congresistas, la aprobación de la reforma a la Ley 4 de 1.992 para que sus pensioncitas pasen de 11 a 16 millones, la aprobación de la Ley que con motivo del bicentenario sacará de la cárcel a más de 50 colegas; carros blindados para todos, celulares de última generación con sus cuentas, más escoltas, mas tiquetes en primera clase, y todo el silencio y la indiferencia de los colombianos para que sigan acabando con nuestro país.

A Los primos Nule les doy mis felicitaciones por obtener una pena tan corta sin haber tenido que delatar a su “cuarto socio” y también un permiso extramuros para que vayan en su avión privado a Dubai a pagar la administración y los servicios del apartamento. Para ellos también va el pliego, chuleado, para que liciten el Metro de Bogotá y el corredor verde de la carrera Séptima.

A los Hermanos Moreno, sepultureros del Polo Democrático, una lápida para que la pongan a la entrada del Partido, una foto de su abuelo inaugurando la Avenida el Dorado que ellos destruyeron y una caja fuerte para que guarden los 15 mil millones que, según la Fiscalía, recibieron de sobornos por los contratos adjudicados a los Nule.

A Andrés Felipe Arias el libro: "Cómo desperdiciar una vida pública brillante por ambición"

A Juan Carlos Martínez un cartógrafo para que levante los planos de lo que desea abarcar con su imperio de corrupción.

A los miembros de la Federación Colombiana de Fútbol una carta de renuncia firmada y solicitada por 48 millones de Colombianos y el libro “Como echar 9 técnicos en 10 años sin que a los miembros de la Junta les pase nada”

Al bolillo Gómez una muñeca de caucho para que desahogue sus rabietas, eso sí, contra la firma de un documento en el que se compromete a no golpear mujeres, por lo menos, hasta que termine el mundial 2014.

A los hinchas de Millonarios una foto de la que iba a ser nuestra estrella 14, tomada en los estantes del Junior y que, debería ser la 12, si algún día nos volvemos sensatos y devolvemos las dos que ganamos con dineros de la mafia. A los Hinchas del América pasajes en CootransSabanalarga, CootrasnZipaquirá, CootrasnSoacha y demás empresas que viajan a los municipios donde jugará la mechita todo el 2012. A los jugadores de Millos y Caldas un jueguito para patear penaltis. A los hinchas de Santafé un manual de cómo no pensar en el suicidio después de 36 años sin campeonar. A los hinchas de Nacional el carné de RCN. A los jugadores del Bucaramanga, Unión Magdalena, Cortuluá, Pereira y América una foto de cuando estaban en la A, a ver si se animan a regresar pronto.

A los más de mil alcaldes, 32 gobernadores y más de 10 mil concejales y 400 diputados elegidos y que se posesionan este 1ero de enero un gran consejo: Ningún dinero, ninguna suma, por más ceros a la derecha que tenga vale más que un buen nombre, un gran prestigio, una magnífica reputación.

A las Farc una foto de las madres, las esposas y los hijos de los policías y diputados del Valle asesinados por la espalda, visitando sus tumbas. También unas orejas gigantes como las de la conejita María del Pilar Hurtado a ver si por fin escuchan a todo un pueblo que clama por la paz y la libertad de sus secuestrados.

Para Ingrid Betancourt, un libro que nadie ha escrito pero que todos vivimos argumentando y que podría llamarse, ojo porque el título es un poco largo: "Yo también estuve secuestrada por no hacer caso al ejército, pero me liberaron y como agradecimiento intenté demandar al Estado. Como la gente se emputó desistí de la demanda y prometí luchar por los que se quedaron en la selva y dejarme crecer el pelo hasta que todos regresaran a casa pero se me olvidaron las promesas y hasta mejor porque con lo demorados que son los guerrilleros para interpretar el sentimiento de toda una nación, a esta hora ya estaría trapeando el piso con mi cabello y desde luego pisándome las mechas al caminar". Estoy consciente de la longitud del título pero corresponderá a los publicistas o a un tuitero consumado resumir esta carreta en 140 caracteres.

A los secuestrados y sus familias, más paciencia, más fe y más voluntad para seguir luchando por su liberación. También la promesa de que, si no los liberan, vamos por ellos!

A Alvaro Uribe y a Piedad Córdoba un tiquete de ida a Punta Cana, léase bien, de "ida sin regreso" a “Punta Cana” no “Puta Cana”, a ver si nos dejan descansar un poco de sus discursos de odio que tanto nos dividen y nos hacen agredir a los colombianos impidiéndonos estar unidos para buscar la paz y el progreso. Para los dos un control remoto con el botón “Mute” hundido.

A todos los corruptos de Colombia la promesa de la Segunda Marcha de los Antifaces y la versión 2012 de los Premios Carroña.

A mis lectores y televidentes mi agradecimiento, dos series y un libro: la segunda parte de El Capo, una obra sobre los hermanos Castaño titulada “Los Tres Caínes” y por fin, mi novela “El Puente de los Suspiros”

A mis amigos de Manos Limpias en todo el país, un agradecimiento inmenso por aportarle a Colombia y a los niños que no han nacido, su tiempo, su dinero, su voluntad férrea, su seguridad y sus neuronas en procura de acabar con tanta injusticia y tanta corrupción.

Y a ustedes mis amigos y familiares del alma: Salud. Salud y más salud. porque el dinero y el amor se consiguen pero la salud es un tesoro que sólo valoran quienes ahora se encuentran padeciendo una enfermedad, una lesión. Muchos millonarios quisieran poder comprar la salud que les falta pero esa es de las cosas que no tienen precio. Por eso para ustedes toda la fortaleza y el bienestar de este mundo y una Feliz Navidad, ojalá si más niños quemados ni borrachos encendiendo un volador con una colilla de cigarrillo y con una cerveza en la otra mano.

viernes, 16 de diciembre de 2011

El Jet Set de la corrupción

Primera cara de la moneda: Un hombre roba un cubo de caldo de gallina y enfrenta una pena de dos a seis años. Un hombre toca las nalgas a una mujer en Transmilenio y es condenado a 4 años de prisión. Un joven roba un celular y es condenado a 8 años de prisión. Un señor paga con un billete de 50 mil pesos falso, y recibe 8 años de condena. Un hincha de Santafé apuñala a un hincha de Millonarios y es condenado a 21 años de Prisión por tentativa de homicidio. Un borrachín se pasa un semáforo en rojo y atropella de muerte a dos transeúntes y por ello recibe 16 años de cárcel.


Muy bien por esas condenas. Que los pasajeros aprendan a respetar a las mujeres, que los ladrones y falsificadores sepan que habrá mano dura para sus actos delictivos, que los fanáticos entiendan que el fútbol es un deporte y no un motivo para agredir al contrario y que los borrachines entiendan que al volante son asesinos en potencia acabando con la vida de inocentes. Viva la justicia y vivan esos jueces que por televisión aparecieron sacando pecho frunciendo el seño en señal de bravura y vociferando que “el que la hace la paga” y que “nuestra justicia está para aplicarse”.

La otra cara de la moneda: Alias el Tigre, y otros 30 mil paramilitares, confiesan haber participado en masacres, como la de El Salado y otras más, donde murieron miles de personas, algunas descuartizadas, algunas impúberes, otras en estado de embarazo y todas en estado de indefensión. Por ello reciben el beneficio de la “Ley de Justicia y Paz” lo que supone para estos angelitos, penas de entre 5 y 8 años.  Los Primos Nule, multimillonarios contratistas, corruptos a morir, que según la contraloría subscribieron más de 2.000 contratos con el Estado en 10 años (Sólo imaginen la forma en que los ganaron) y que acabaron con media ciudad tragándose los anticipos y abandonando las obras, haciendo incurrir al Distrito y a otras entidades territoriales en sobre costos multimillonarios son condenados a 7 años de prisión. Andrés Felipe Arias, ex ministro de Justicia, regala miles de millones de pesos a una lista de multimillonarios hacendados y terratenientes con la macabra intención de que estos le devuelvan una parte del obsequio para su campaña presidencial. Por todos los delitos que cometió en el ilícito y aunque está pendiente de juicio, se presagia una condena de máximo 6 años y una feliz reclusión en la suite de un batallón. Samuel Moreno, alcalde de Bogotá, a quien un millón de personas elegimos con la esperanza de mejorar nuestra ciudad, se la entrega a los corruptos y, según la fiscalía, se embolsilla 15 mil millones de pesos para él y para su hermano Iván y también recibe como sitio de reclusión una confortable habitación en un conjunto de viviendas militares.

Por no mencionar el caso de docenas de congresistas que han participado en masacres, desplazamientos forzados, desapariciones, robos al erario y cuyas condenas en promedio no sobrepasan los 6 años, en condiciones de comodidad inusuales en cualquier régimen carcelario del mundo y con permisos extramuros cada que les venga en gana o cuando logren certificar, con trampas, horas de estudio y de trabajo dentro del "penal". Y qué decir de aquellos que aparecen en escándalos todo el tiempo, viven y respiran en función de sacar provecho del erario como los Dávila, y nunca ven una tarjeta, ni siquiera amarilla de la justicia.

¿En qué se diferencian las dos caras de la moneda? En que los primeros, la cara de la moneda, son pobres, no tienen amigos en la Fiscalía y en las Cortes. No tienen cómo hacer favores, no influyen para nada en el transcurrir de la vida política. No tienen plata para sobornar. No tienen quién los defienda. No son amigos de expresidentes ni de periodistas ni saben secretos de quienes los juzgan. Son los famosos “excluidos”. Por eso les aplican, y así debe ser, todo el peso de la ley. Estos no recibieron educación suficiente ni necesaria y para ellos, seguramente no hubo nunca una oportunidad de empleo digna. Y seguramente, cuando fueron a estudiar a la universidad los mandaron a gestionar un préstamo con intereses al ICETEX y no lo lograron por falta de fiadores. Ellos no conocen de principios de oportunidad, habeas corpus, ni tienen dinero para pagar bufetes de abogados. Son los verdaderos "Don nadies"

En cambio los segundos, el sello de la moneda, son los consentidos de un Estado diseñado y administrado por corruptos. Son los amigos de los amigos, los poderosos, los acaudalados, los recomendados por, los elegidos, los que mandan, los dueños del poder, los amigos de los periodistas y directores de medios que desde sus editoriales muchas veces los defienden y ensalzan. Son los egresados de las mejores y más costosas universidades del país y el exterior. Son el Jet Set de la corrupción. Los inmunes, los que reciben el principio de oportunidad que no es otra cosa que una siniestra puerta abierta a los delincuentes principiantes para que gasten una carta de impunidad que les regala el garitero. Esta recua de delincuentes de cuello blanco son los causantes de toda, escuchen bien, toda nuestra violencia. Ellos se roban el presupuesto nacional, los recursos de la educación, los recursos de la salud, los recursos de la vivienda pobre y los recursos destinados a generar empleo. Sin embargo, como ellos hacen las leyes y las diseñan a su medida para delinquir con el menor riesgo jurídico. Ellos, jamás reciben todo el peso de la ley como sí lo reciben los, también asquerosos delincuentes, que no pertenecen a este selecto club de hampones disfrazados de “decentes equivocados” o juzgados injustamente por haber interpretado mal una norma de contratación.

Son irrisorias las penas que reciben los privilegiados, los consentidos de la justicia, sin contar con el régimen de rebaja de penas que habitan en nuestros códigos y que se constituyen en nuestra gran vergüenza. En términos prácticos, una condena de 14 años como la de los Nule se convierte fácilmente en 4. ¿Cómo? Por cada 3 días de trabajo les rebajan uno de condena. Por cada 3 días de estudio les rebajan otro de condena. Por confesar les rebajan una sexta parte de la condena. Por delatar a otros les rebajan otra parte de la condena. Por solicitar el adelantamiento de juicio les rebajan otra sexta parte de la condena y así sucesivamente hasta llegar a los 36 meses de prisión cuando todas, todas las penas se vuelven excarcelables. ¿Así o más vergonzoso?

Luego el mensaje de la justicia es claro. Si quiere penas cortas, robe pero robe en billones y engrase las manos de sus amigos, de jueces, fiscales, procuradores, periodistas, compre testigos, compre certificados de estudio y de trabajo dentro de las prisiones. Si quiere penas cortas mate pero mate miles. Si mata miles puede arrodillar al Estado y a los presidentes ávidos de mostrar resultados ante la prensa. Porque si roba poquito, o mata o apuñala a una sola persona estará en riesgo de que los jueces, nuestros valientes jueces de la República les apliquen penas ejemplares para acallar las críticas sobre su laxitud.

Y ni qué hablar de la politización de la justicia, es decir de los fallos proferidos de acuerdo con el sesgo político e ideológico de los jueces. Todo producto de la polarización a la que nos sometieron los líderes de las facciones de extrema derecha y extrema izquierda que para infortunio del país han hecho carrera entre quienes no cuentan con criterio propio y se prestan como escuderos de gestiones y filosofías radicales que acrecientan el odio entre los colombianos.

Finalmente, la nula e inexistente separación de poderes. Con la Reforma de la Justicia aprobada el 15 de Junio, estos poderes están más unidos que nunca y son más solidarios que nunca. ¿Con qué autoridad moral van a juzgar las altas cortes a los Congresistas que les dieron la gabela de devengar, en promedio más de 2.000 millones en cuatro años más de magistratura?  Porque nada más dañino que un Congreso comprando a sus jueces con estas prebendas. 

Para destacar, la desaparición de la Comisión de acusaciones compuesta por Congresistas investigando a sus mismos congresistas. Añoraremos a esa Corte Suprema de Justicia, independiente que tiene a 60 miembros en la cárcel y a 160 investigados por corrupción, masacres y otros delitos. Los añoraremos porque a partir de la aprobación de la Reforma a la Justicia los Congresistas estarán blindados ante la justicia y ante los que imparten justicia. Apague y vámonos, habrán completado, estos cuestionados padres de la patria su gran obra maestra, cual es la de, asegurarse la impunidad a sus delitos. Porque los hechos están demostrando que se eligen para delinquir, muy pocos, porque los hay, para trabajar por el país.

Por todo esto, por tener una justicia primero inoperante (nuestros niveles de impunidad rondan el 85%) segundo laxa, tercero selectiva, cuarto politizada, quinto arrodillada y sexto inestable en las penas, es que robar paga, matar paga, delinquir paga. Sólo cuando tengamos una justicia respetable, los delincuentes, los de cuello blanco, los de poncho, los de botas pantaneras y los de cachucha pandeada, empezaran a respetar las leyes y de paso empezarán a respetarnos a nosotros, los hasta hoy, espectadores mudos de todo lo malo que sucede en el país.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Maldita indiferencia

No es el narcotráfico, ni la guerrilla, ni el paramilitarismo ni la desesperante corrupción lo que nos mantiene al borde de la inviabilidad como nación: Es la indiferencia.


Tres casos de terrible maldad, cometidos por distintos actores, ante los que la mayoría de ciudadanos ha mostrado una aberrante indiferencia. Para que empecemos a reflexionar sobre el país que les queremos dejar a nuestros hijos:



1. Congreso infame. Congreso Corrupto. Congreso mafioso: 


20 de julio de 2010. 96 Senadores eligen como Presidente del Congreso de la República de Colombia, templo sagrado donde se fabrican las leyes de nuestro país, a Juan Manuel Corzo. Este Senador oriundo de Norte de Santander contaba, en el momento de su elección con varias investigaciones por corrupción y paramilitarismo en la Fiscalía, la Corte Suprema y la Procuraduría. Para ratificar las sospechas que sobre él se ciernen, este representante típico de la clase política tradicional, mafiosa y corrupta empieza a liderar en la “Sagrada Corporación” una serie de Proyectos de Ley a espaldas del pueblo que dice representar. El primero, el más indignante, un Proyecto de inmunidad parlamentaria. El mismo que utilizó Pablo Escobar para andar a sus anchas con sus cuadrillas de matones por todas las carreteras de Colombia. El mismo que extirpamos de la Constitución Nacional hace 20 años porque les permite a los Congresistas, que ya nos demostraron estar dotados de una moral flexible, permanecer inmunes ante la ley durante el ejercicio de sus funciones, es decir toda la vida.

Luego presenta un proyecto de rebaja de penas, nada menos que del 50%, con motivo del bicentenario, con la nítida intención de sacar de las cárceles del país a más de 50 Congresistas que hoy permanecen presos por distintos delitos.

Luego promulga la expedición de pasaportes diplomáticos para todos sus colegas sin medir las consecuencias de un acto tan irresponsable con el país, cual es el de nombrar como embajadores a unos señores que ya nos demostraron de lo que son capaces en materia penal como lo confirma el hecho de que 92 hayan perdido sus investiduras desde 1.990, 60 estén hoy en la cárcel y 160 más estén investigados por distintos delitos.

Luego hace bajar de la página del Senado el link donde los ciudadanos podíamos ver en línea las actuaciones y las votaciones de los Congresistas.

Luego sale a decir que los 18 millones que gana no le alcanzan para la gasolina, un día después de que Planeación Nacional dijera que Colombiano que ganara más de 190 mil al mes no sería considerado pobre. No sé cuántos luegos más estaremos registrando en un año.

Luego se embarca en el Proyecto de dotar de camionetas blindadas a todos sus colegas y mueve toda clase de maromas para lograrlo. Esto es lo que se sabe. Cuánto no sabemos de esta figura y de las otras 267 que conforman hoy nuestro vergonzoso Congreso de la República? El mismo que acaba de aprobar en primer debate el regalo de 3.5 billones de pesos para salvar una empresa que vendió por 850mil millones es decir, menos de 1 billón (Ley Echeverry). Un Congreso repleto de privilegios, escoltas, camionetas blindadas, excesivo número de asesores, de cuentas multimillonarias para pasajes aéreos y de facturas de celular de nuestros "pobres" padres de la Patria, que todos pagamos con nuestros impuestos. Un Congreso que sólo trabaja 3 días a la semana  a pesar de los multimillonarios sueldos y pensiones, y al que la mayoría asiste a responder el llamado a lista y a votar lo que le conviene. El mismo Congreso que a través de su Comisión de Acusaciones absuelve al que le pongan sin importar las pruebas y los testimonios. Un Congreso que, en su mayoría, se hace elegir a las buenas o a las malas a través de la compra de votos, o sencillamente pagando a miembros corruptos de la Registraduría para que los elijan. 


Y lo peor...

Cuando creíamos que ya lo habíamos visto todo, el Congreso Corrupto aprueba la Reforma a la Justicia, una reforma constitucional que dejó tumbó a patadas todo lo que habían logrado los estudiantes y constituyentes en 1.991 en materia de lucha anticorrupción. Muchos de estos Congresistas investigados por corrupción y paramilitarismo votaron en favor de normas que favorecen sus procesos jurídicos. Para lograrlo, chantajearon al gobierno con la aprobación de otras leyes y, lo más triste, lo que nunca debe suceder, compraron la voluntad y la independencia de los magistrados de las cortes con un alargue de sus períodos de 8 a 12 años y el aumento de la edad de jubilación de 56 a 70 años. Una cuchillada a la decencia, un disparo al corazón de la ética. Ha sido de lo peor que nos ha sucedido. Es una reforma constitucional hecha por delincuentes sin vergüenza alguna, de espaldas al pueblo que los eligió, cosa que les vale cinco, ya que la mayoría les vendió el voto y se sienten con la conciencia en paz. Esta Reforma que entre otras cosas tumbó pérdida de investidura, hizo inmunes a los Congresistas a las capturas, introdujo unas normas intimidatorias a los demandantes como su presentación personal a la hora de acusar a un Honorable padre de la patria o pagar las costas del proceso si este no prospera, es el mayor desafío a la razón y  a la decencia. Si no tumbamos esta Reforma. Si permitimos que el Congreso Corrupto se salga con la suya, nos habremos graduado de estúpidos mayores. Habremos conseguido llegar a la inopia y habremos sepultado nuestros sueños de libertad por muchas décadas. Por eso hay que hacer algo. Salir, gritar, marchar, recolectar firmas para un referendo que derogue esta Reforma o, por lo menos, bombardear desde las redes sociales a los corruptos que se siguen robando nuestras instituciones sin resistencia alguna. Avergonzarlos. A ellos les duele más un tuit que un arresto domiciliario.

2. Masacre de las Farc: 26 de noviembre de 2011. Cuatro compatriotas (tres policías y un militar) que permanecían secuestrados en poder de la guerrilla hace más de 12 años son asesinados por la espalda cuando los guerrilleros que los tenían en su poder escuchan los helicópteros del ejército y suponen un rescate ordenado por el Gobierno. Fieles a las instrucciones del Secretariado de las Farc, los carceleros de estos cuatro compatriotas acaban de un tajo con sus sueños de libertad de más de una década y los anhelos de sus esposas por dormir en sus pechos, de sus padres por sentarlos a comer en sus mesas y de sus hijos por abrazarlos, o como en el caso de Johan Steven Martínez, de conocerlo. Porque su padre fue secuestrado cuando él estaba en el vientre materno y ninguna de sus súplicas anuales mientras fue creciendo fueron escuchadas por el EP “Ejército del pueblo”. Duraron 14 años matándolos. Esa fue la realidad. Para no olvidar también que un 18 de junio de 2007 asesinaron a 11 diputados del Valle alegando un rescate de del ejército. Para no olvidar el cilindro bomba que masacró la vida de 118 personas que se refugiaban en la iglesia de Bojayá, un pobre municipio de Chocó, el 2 de mayo de 2.002. Para no olvidar la bomba al club el Nogal donde perecieron 36 personas el 7 de febrero de 2003. Para no olvidar la masacre en el corregimiento de Machuca, Municipio de Segovia, Antioquia, efectuada por guerrilleros del ELN que al dinamitar un oleoducto provocaron la muerte de 84 personas, la mitad menores de edad, un nefasto 18 de febrero de 1.998. Sin contar los más de 20 mil secuestros que realizaron los grupos guerrilleros durante los últimos 30 años.

3. Masacre de paramilitares: En su loca carrera por desestabilizar al Estado, a sabiendas de que con esa estrategia la gente se llenaba de miedo y corría a las urnas a elegir al Candidato antiterrorista, los Paramilitares con buena parte de las instituciones del Estado a su Servicio, cometieron más de 4.000 masacres a lo largo y ancho del país. Sólo les voy a relatar una para que cierren los ojos e imaginen el terror que pudieron sentir nuestros compatriotas agredidos, abusados y desplazados por estas acciones. 16 de Febrero de 2.000. Trescientos paramilitares enviados por Rodrigo Tovar Pupo alias “Jorge 40” bajo las órdenes de Carlos Castaño, pero dirigidos por Jhon Jairo Esquivel Cuadrado alias 'el Tigre' y Uber Enrique Bánquez Martínez alias 'Juancho Dique', entran a un pueblo, de consecuente nombre, llamado “El Salado”. En segundos secuestran a toda la población durante tres días (entre el 16 y el 19 de febrero de 2000), ponen en fila a sus habitantes y empiezan a acuchillar y a disparar tiros de gracia a quienes un informante señala como colaboradores de la guerrilla. A otros los descuartizan con motosierras, machetes, destornilladores y palas en una mesa que instalan en el centro de una cancha deportiva. Otros mueren porque el azar así lo designa, es decir, al que le corresponda el número 25 o el 30 según el capricho del embriagado comandante alias “El Tigre” que ya está a punto de completar su ínfima condena de 5 años luego de la cual saldrá a matarnos a todos los que lo nombramos. Pero ahí no paró la orgía de sangre, licor y música: Una niña embarazada es arrastrada del pelo por las calles empolvadas del pueblo y de su vientre es extraído el feto, un hijo que no debía nacer so pena de convertirse en un salvaje igual o peor al que lo asesinó. Luego los protagonistas de esta película de terror juegan fútbol con las cabezas de algunos pobladores. Después de tres días de sangrienta fiesta, presenciada por niños aterrorizados y ancianos llorando por dentro, al son de música vallenata en la que sus intérpretes saludan a algunos de ellos, ron en cantidades industriales, incendios a casas y negocios y violaciones de jovencitas, los paramilitares se marchan dejando más de 100 cadáveres entre ellos el de una niña de 6 años y una anciana de 75. Es bueno escuchar en la voz del periodista Juan Gossain, la lectura que él hiciera en RCN de 7 documentos incautados por la Fiscalía durante un allanamiento a la sede principal del DAS. Les recomiendo esto. Es vital escucharlo: http://www.rcnradio.com/node/22862


Conclusiones: Ante estos tres hechos de aberrante vergüenza, salvo las voces de los mismos indignados de siempre, Colombia no dice nada, Colombia no reacciona. Las masas siguen inmersas en su mundo artificial y egoísta, inmersas en su comodidad. O en su postura ideológica de odio que le impide reaccionar ante la muerte si esta proviene del bando contrario. El pueblo no se moviliza ante estas aberraciones a pesar de que son sólo una muestra (masacres, tanto de extremistas de derecha como de izquierda, y hechos de corrupción se cuentan por miles como el regalo de dinero a ricos terratenientes a través de Agro Ingreso Seguro; los tumbes de los IVAS en la DIAN; la feria que hicieron más de una docena de congresistas con los bienes incautados a las mafias; el carrusel de las contrataciones en Bogotá, Sincelejo, Barranquilla y muchas ciudades más; los contratos familiares cada vez más usuales, el uso de los dineros de las EPS´s para construir canchas de golf y edificios mientras millones de pacientes mendigan una cita médica o interponen tutelas para que les entreguen un medicamento; los desfalcos a la salud promovidos por la mafia política del Valle encabezada por Abadías y Martínez y Useches; los 2.000 contratos que según la Contraloría subscribieron los Nule en todo el país y que seguramente no se ganaron rezando, y una lista exagerada de robos que podrían convertir este en el entre paréntesis más largo del mundo)

Para protestar contra un Congreso que legisla con eficiencia para mafias y grupos económicos, con desfachatez en favor de la corrupción, pero con desidia para solucionar los problemas sociales, se convocó en Bogotá a una Corzotón. La efervescencia subió como el Alka Seltzer.  Por los niveles de indignación en las redes sociales se presupuestaba un lleno absoluto de la plaza de Bolívar. Asistieron 500 personas. Para protestar por el vil asesinato de los 3 policías y el militar, las familias de los secuestrados convocaron una marcha con el lema #LibérenlosYa, pero la asistencia fue regular.
Contra  la masacre de El Salado, nadie protestó, al menos masivamente. Embebidos por los buenos resultados militares frente a la guerrilla, dadas las estadísticas de bajas enemigas (algunas infladas por los falsos positivos) y por el hecho de que algunos consumidores de ingresos medios hacia arriba pueden volver a sus fincas y viajar por las carreteras, nuestro país se casó con un esperpento inmoral y antijurídico llamado la “seguridad democrática” y no sólo empieza a ignorar estos horrores sino a envolverlos en un silencio cómplice y a celebrarlos. De hecho el DAS, pagado con nuestros impuestos, puso al servicio del señor Jorge 40 camionetas blindadas y escoltas con carné de la República de Colombia. Es el comienzo de una Cátedra de odio que se regó como la pólvora que la alimenta y que aún hoy persiste, por suerte en menor medida. Aún así tardaremos años en corregir los desequilibrios sentimentales que este discurso de odio nos está dejando. Un odio que nos mantiene divididos, agrediéndonos por las redes sociales sin razón de ser.

No entiendo cómo no se indignan. No sé de qué están hechos la mayoría de colombianos para no sentir al menos una mínima cuota de rabia en el corazón por estos hechos, una pizca de compromiso para con ellos mismos y sus descendencias. Qué más falta para que se decidan a entender que nos están pisoteando el presente y eclipsando el futuro. ¿Qué es más aberrante, lo que hacen los corruptos y los violentos de ambas facciones extremas o nuestro silencio cómplice? ¿Cuándo tomaremos la decisión de poner freno a estos abusos? ¿Hasta cuándo aplazaremos esta necesidad que tiene el país de que sus buenos hijos la defiendan de sus malos hijos?

Tal vez no sintamos que estas cosas sean graves porque nacimos, crecimos y morimos entre la corrupción y la guerra sin inmutarnos. Los que sí lo van a sentir son los niños que no han nacido. Sus futuros hijos. ¿Hasta cuándo el egoísmo y la cobardía para con ellos? ¿Hasta cuándo el miedo? ¿Hasta cuándo la pereza? ¿Hasta cuándo seguiremos callados? 

No es la maldita niña la que con sus inundaciones nos está haciendo daño. Es la maldita indiferencia la que nos condena a estar cada vez peor, la maldita indiferencia es la que nos está matando.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Las Farc se están muriendo de la risa!

Muchas personas, la mayoría, no salieron a marchar en favor de la liberación de los secuestrados porque consideraron que la convocatoria había sido manipulada por los Medios de comunicación, especialmente RCN y Caracol y también por el Gobierno. Nada más alejado de la realidad. Nosotros que con nuestro movimiento Manos Limpias estuvimos haciendo parte del comité organizador, podemos dar fe de ello.

Otros no se movilizaron porque los organizadores, cinco o seis grupos de voluntarios que servimos de logística al llamado de los familiares de los secuestrados, nos resistimos a convocar a la gente con el ya cacareado #NoMásFarc que se utilizó aquel 4 de febrero de 2008 famoso por las multitudinarias marchas en todo el país. Las razones fueron de simple lógica. Decir No más Farc significaba avalar el secuestro por parte de otras organizaciones como las Bacrim, el ELN y la delincuencia común. Significaba decirles a estos grupos, también criminales, el problema no es con ustedes, ustedes sí pueden secuestrar. Por eso adoptamos el lema #NoMásViolencia6Dic y ahí fue Troya. Los movimientos de derecha y caracterizados miembros del Uribismo y encarnizados enemigos de las Farc, como lo somos todos, empezaron a decir que la marcha estaba siendo manipulada por mamertos, o títeres de los medios y hasta del Presidente Santos. Toda una mezcla de conceptos encontrados y sin razón. Nos agredieron bastante por las redes por decir que esta no era la marcha del odio, que deberíamos pasar a una etapa de reflexión y limitarnos a pedir con firmeza: Libérenlos Ya

Capítulo aparte merecen los estudiantes a quienes muchos sectores apoyamos en su lucha para evitar la reforma de la Ley 30 como estaba concebida por la Ministra de Educación. Casi vomito de tristeza escuchando las declaraciones de miembros de la Mane por Caracol radio. palabras más, palabras menos y con una soberbia que dista mucho de los verdaderos líderes, uno de sus miembros, cuyo nombre no recuerdo, dijo que no salían a la marcha porque estaba siendo manipulada y porque el sector privado no había dado día libre a sus empleados durante las marchas estudiantiles como lo estaba haciendo para la marcha contra el secuestro. Por favor. Qué pobreza, qué dolor, qué mezquindad. ¿Qué les importa a los secuestrados si el sector privado da un día libre a sus empleados o no? Ellos sólo querían acompañamiento a sus familiares, que la movilización fuera más imponente. Qué insensibilidad la de ustedes estudiantes. Si ustedes son nuestro futuro pobre Patria. Y me perdonan los estudiantes que salieron o los que se quedaron esperando la orden de salir pero la Mane ni es amplia ni es nacional. Deberían los estudiantes que no se sienten convocados, representados por esa mesa crear un movimiento que los aglutine a todos. Sobre todo los estudiantes de fuera de Bogotá a quienes no tienen en cuenta para nada en este centralizado movimiento de soberbios e inhumanos dirigentes. Y que conste que seguimos luchando, desde nuestra orilla por una educación de calidad con cobertura y gratuita desde preescolar hasta Universidad, como debe ser. Porque no apoyar esta causa es caer en la misma mezquindad, es caer en un juego infantil: Como los estudiantes no fueron a marchar por los secuestrados ahora no los apoyemos en su lucha por mejorar la educación. Eso no se puede volver a repetir.

La convocatoria ya pasó. En algunos lugares hubo mucha gente y en otros muy poca. La lluvia hizo estragos. Lo importante es que la jornada nos deja enseñanzas útiles para movilizaciones futuras y una reflexión muy profunda para aquellos radicales que se rehusan a creer que hay otras verdades, otras posturas, otras lógicas, otras posiciones ideológicas y filosóficas diferentes e igual de válidas a las suyas.

La reflexión es la siguiente: A los secuestrados, aquellos seres humanos, hermanos nuestros, nacidos en la misma patria, hijos, padres y esposos de sufridos familiares, los mismos que llevan hasta 14 años pudriéndose en la selva, muriendo lentamente, añorando un almuerzo en familia, hacerle el amor a sus esposas o conocer a sus hijos, les importa un bledo quién convoca. Les importa cinco quien manipula. Les importa un comino quien organiza o bajo qué lema. Ellos todo lo que quieren es que los saquemos del infierno donde están. Todo lo que piden es solidaridad y la solidaridad, al igual que la vida y la libertad son inamovibles de cualquier ideología. De derecha de izquierda de centro, nihilistas, importaculistas, estudiantes, sindicatos, todos, debimos salir a expresar esta solidaridad porque lo que está en juego es la vida de muchos colombianos.  Esa solidaridad que vamos a empezar a entender el día en que, Dios no lo quiera, una tragedia se ensañe con nosotros o con familiares o amigos cercanos.

La indiferencia de nuestro pueblo es asquerosa. La pereza, el miedo la comodidad de la gente está haciendo más estragos que el invierno, los corruptos y los violentos juntos. Si no nos movilizamos porque a 4 secuestrados les den tiros por la espalda después de estar 14 años añorando su libertad, ya no nos conmueve nada. Somos piedras de camino y se nos olvida que algún día podremos ser pateadas.

Al momento de terminar este escrito se presentó el comunicado de las Farc. Timochenko dice que "no estamos muriéndonos de risa por la reducida asistencia con la que contaron las marchas promocionadas"... Lo dudo. Yo creo que sí lo están haciendo.  Y ahora deben estar pensando que cuentan con el apoyo de todos los que se negaron a salir.

Ojalá, por el bien de las generaciones de colombianos que no han nacido, la risa no les dure mucho.

Código de ética para Corruptos

A propósito del día mundial contra la corrupción que se celebra el 9 de Diciembre, y no con el ánimo de divertirlos, aunque lo parezca, he creado el "Código de ética para corruptos" que si bien parece un chiste no lo es.

Se trata, ni más ni menos, de tratar de humanizar un poco a esta recua de hampones que se han apoderado del erario sin mirar consideraciones de tipo humanitario. En el articulado del mencionado código que describo a continuación, encontrarán el por qué de la necesidad de clamar a nuestros verdugos por un poco de conciencia, aunque se supone que no tengan una pizca de aquella:

1.   No robe a los amigos
2.   No robe a sus familiares
3.   No se aproveche de la ingenuidad de los ancianos
4.   No se aproveche de los niños ni los ponga como testigos de sus fechorías
5.   No robe recursos de la salud ni genere sobre costos en medicamentos
6.   No robe recursos de la educación
7.   No robe recursos destinados a emergencias sociales
8.   En emergencias viales e inundaciones acudan urgente sin pedir anticipo (puede haber personas atrapadas)
9.   No robe dinero ni ayudas destinadas a los damnificados (No sea Hp)
10. Si cae preso no calumnie inocentes para salvarse
11. Destine una parte de lo robado a obras sociales (El diezmo del diablo)
12. Trate de que sus comisiones no sobrepasen el 30% después de ahí es usura
13. No obligue ni enseñe a sus empleados a ser hampones como usted
14. Jamás, por ningún motivo, nunca, transmita sus malas mañas a sus hijos
15. No ponga a su novia o a su esposa a firmar documentos que después la manden a la cárcel
16. No mande a su empleada de servicio a entregar coimas, comisiones y sobornos
17. No trate de ponerle precio a la conciencia de personas o funcionarios decentes
18. Cuando robe no le eche la culpa a otro
19. No alimente cerdos con la comida de los niños (Bienestarina)

Sé que se me escapan muchos otros pero el ejercicio es sano en la medida en que se les exige a estos monstruos desalmados de la corrupción que por lo menos respeten los recursos de rubros tan sensibles como la educación y la salud y se le pide que no involucre a sus familiares, amigos y empleados en sus criminales fechorías.

En la casilla de comentarios pueden complementar, si quieren, el articulado del Código de ética para corruptos. Aunque olvidé algo muy importante, esencial diría yo: explicarles a los corruptos dos palabritas que tienen que ver con este artículo: 1. ¿Qué es código? 2. ¿Qué es ética? pequeño olvido.
Para que empiecen a conocer esos significados sólo piensen que Código es eso que ustedes mismos hacen y diseñan de acuerdo a sus intereses y a los de sus financiadores (Contratistas mafiosos, traficantes, pulpos económicos) y que nunca cumplen y ética es algo que morirán sin conocer.

Posdata: perdón por el H.P al final del artículo 9. No encontré un adjetivo peor para describir a quienes se roban los recursos de personas que dependen para sobrevivir, de las ayudas que les enviamos.