miércoles, 21 de noviembre de 2012

EL MAR QUE HOY LLORAMOS


Muchos no sabían que ese mar que hoy lloramos existía.

El 19 de noviembre de 2012, en virtud de un fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya y según el INETER (Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales) perdimos 90.350 kilómetros cuadrados de territorio marítimo. Pero no perdimos sólo ese mar rico en alimentos y especies marinas y submarinas. También perdimos el subsuelo de ese mar que podría estar repleto de petróleo y también el espacio aéreo existente sobre esa inmensa fracción de planeta. El área desaparecida de nuestro mapa, equivale a juntar los siete departamentos de la Costa Atlántica o al área de países como Costa Rica, Panamá o la misma Nicaragua, Portugal o Corea del Norte.

Pero, como sucede siempre en esta Colombia vulgar, en la derrota no hay responsables. Los políticos sólo aparecen para cobrar los escasos triunfos que obtienen. Y si alguien se pone en la tarea de exigir la renuncia de las autoridades competentes con el tema, ese alguien termina crucificado por los mismos colombiadiocres que son en últimas, el trípode en el que se apoyan los corruptos para escalar y para ocupar los cargos desde los cuales ultrajan, humillan, roban, matan, favorecen sus intereses y los de sus amigos y familiares.

Pero sí hay culpables. Aunque la prensa no los señale. Aunque los áulicos los defiendan, sí hay culpables. Son nuestros ineptos, ingenuos y tremendamente torpes miembros de las clases políticas y dirigentes. Principalmente y en mayor medida, el Expresidente Andrés Pastrana y su Canciller Guillermo Fernández de Soto; El Expresidente Alvaro Uribe y su canciller Carolina Barco en mediana medida y el Presidente Juan Manuel Santos y su Canciller María Ángela Holguín en menor medida.

Están registradas las advertencias de muchos expertos en derecho internacional en el sentido de no aceptar la demanda interpuesta por el Gobierno de Nicaragua en La Haya. Hacerlo, según otros fallos históricos de ese organismo, era someterse al riesgo de una decisión “Salomónica”. Un riesgo innecesario por cuanto no éramos nosotros los que estábamos reclamando nada. Pero nadie escuchó a los expertos porque la soberbia del poder no permite que el pueblo sea escuchado. Tampoco fueron escuchados ni tenidos en cuenta los raizales (nativos del archipiélago) de quienes, seguramente, los abogados encargados de atender el pleito, hubieran obtenido inconmensurables argumentos para enriquecer la estrategia jurídica ante la CIJ.

Muy triste, que haya colombianos a quienes no duela esta enorme pérdida y lo que es peor, que defiendan la tesis de que Nicaragua merecía nuestras aguas.  Voy a explicarles por qué no las merecía y para no posar de experto en el tema los remito a este link de Wikipedia donde explican con detalle los antecedentes del caso:
http://es.wikipedia.org/wiki/Tratado_Esguerra-B%C3%A1rcenas
Para los que no tienen tiempo de leer, les hago un resumen sucinto: La Cédula Real del 20/Nov de 1.803 firmada por el Virrey de la Nueva Granada, José Antonio Caballero y Góngora, resolvió que el Archipiélago de San Andrés, así como la Costa de Mosquitos entre el Cabo Gracias a Dios en Honduras y el Río Chagres en Panamá (en aquella época aún nuestra) quedara segregada de la Capitanía de Guatemala y dependiera del Virreinato del Nuevo Reino de Granada. (ver mapa de Colombia antes de que Nicaragua fuera Nación)

Con su independencia de España en 1.819, Colombia aseguró la soberanía de las islas cuando estas aceptaron la Constitución de Cúcuta de 1822. Por su parte, las Provincias Unidas de América Central aseguraron su presencia en la Costa de Mosquitos y protestaron ante la República de la Gran Colombia por su presencia en las islas, ante lo cual Colombia estableció sus derechos no sólo sobre estas, sino sobre la Costa de Mosquitos en virtud de la Cédula Real de 1803. La disputa cesó con la disolución de las Provincias Unidas y la creación de la República de Nicaragua en 1.838. Es decir, cuando se creó la República de Nicaragua, su Costa Este sobre el Atlántico (Costa Mosquitos) pertenecía a Colombia junto con su respetivo mar y el archipiélago de San Andrés y Providencia. Al sentirse sin salida hacia el Atlántico, Nicaragua empezó a presionar un acuerdo para que Colombia le cediera esa franja de costa. Es cuando surge y se firma el famoso y muy mentado Tratado Esguerra- Bárcenas de 1.928. Este tratado tenía sólo dos artículos que transcribo a continuación:
  • Artículo 1º: Colombia reconoce la soberanía de Nicaragua sobre la Costa Mosquitos que va desde el Cabo Gracias a Dios al río San Juan. Además la soberanía de las islas Mangle Grande y Mangle Chico. Por su parte, Nicaragua reconoce la soberanía de Colombia sobre el Archipiélago de San Andrés con todo lo que este comprende. El artículo determina expresamente:
No se consideran incluidos en este tratado los cayos Roncador, Quitasueño y Serrana; el dominio de los cuales está en litigio entre Colombia y los Estados Unidos de América.
  • Artículo 2º: La validez del Tratado será puesto a consideración de los congresos de ambos países.
El Congreso Nicaragüense ratifica el Tratado el 5 de mayo de 1930 en Managua y este es conocido históricamente como "Protocolo de 1930" o "Acta de canje de ratificaciones".
El documento tiene un artículo único y fue celebrado entre Manuel Esguerra, enviado extraordinario y ministro plenipotenciario de Colombia para el caso y Julián Irias, ministro de relaciones exteriores de Nicaragua. En el acta se establece:
  1. Se ratifica el Tratado de 1928 celebrado entre ambos países.
  2. Se da por terminada lo que el documento llama "la cuestión pendiente entre ambas Repúblicas, sobre el archipiélago de San Andrés y Providencia y la Mosquitia Nicaragüense".
  3. Se concluye que la celebración del Tratado está en debida forma.
  4. Que el Archipiélago de San Andrés y Providencia no se extiende al occidente del meridiano 82 de Greenwich.
En Resumen, Colombia prácticamente cede o regala a Nicaragua la Costa Mosquitos a cambio de que Nicaragua reconozca su propiedad sobre el archipiélago con sus aguas hasta el meridiano 82. Durante cinco décadas todo transcurrió normalmente hasta que el 4 de febrero de 1.980, el presidente Daniel Ortega declara ante el cuerpo diplomático en Managua que el Tratado es nulo sobre la base de que Nicaragua estaba en ese tiempo ocupada militarmente por los Estados Unidos y por lo tanto reclamó la soberanía de Nicaragua sobre el Archipiélago de San Andrés. No hubo nadie en ese momento que le dijera a Ortega que si desconocía el tratado de 1.928 debía devolvernos la Costa de los Mosquitos. Porque aquí la Cancillería no es algo serio. Como dijo Navas Talero en un debate de Control en el Congreso, lo hemos tomado tan folclóricamente que como Canciller hemos llegado a nombrar a la niña consentida de la sociedad valduparense. Inaudíto habiendo tanto tratadista internacional de talla y de peso para hacer respetar nuestra soberanía en todos los escenarios del mundo.

Sin embargo, la anulación del Tratado por parte de Nicaragua fue considerado por Colombia como un acto unilateral y por ende violatorio de la legislación internacional. En 1.998, el presidente nicaragüense renuncia a un acuerdo bilateral con Colombia y el 6 de diciembre de 2001, demanda el caso ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.
La nobleza de dar salida al mar a Nicaragua y cederle una franja de costa nos empezaba a costar muchos dolores de cabeza.

Pero, el gran error fue el cometido por el Expresidente Andrés Pastrana y su canciller Guillermo Fernández de Soto, al aceptar, en el año 2001, la competencia de la CIJ de La Haya en el conflicto que estaba planteando Nicaragua. Porque si bien es cierto que Colombia era suscriptor del "Pacto de Bogotá" desde el 30 de abril de 1.948, acuerdo que aceptaba la competencia de la CIJ en los conflictos entre países americanos, el camino habría sido retirarnos de ese pacto antes de aceptar la competencia de La Haya en el conflicto con Nicaragua. Pero Caímos, o cayó el Gobierno de la época, en el juego en el que nos quería meter Nicaragua. Tanto que un día antes de presentarse la demanda por parte de los nicaragüenses, el Gobierno quiso desconocer esta competencia pero después la volvió a aceptar de hecho al nombrar un equipo de abogados para defender al País y darles personería ante la CIJ. En adelante, una sucesiva cadena de errores como el de asistir a la primera audiencia de trámite para contestar la demanda en el año 2007, sellarían nuestra suerte.

Ya en el año 2012, cuando se anuncia que en el mes de noviembre la Corte de La Haya fallaría la demanda, aparece nuestra Canciller María Angela Holguin, el 25 de abril, en una actitud derrotista, a decir que “seguramente” la CIJ emitirá un fallo “salomónico”. Nos estaba advirtiendo que perderíamos algo en ese pleito y sin embargo no fueron agresivos en evitar la debacle que a la postre se dio con el fallo adverso a nuestros intereses. No podremos medir nunca el alcance de las desafortunadas e imprudentes declaraciones de la Canciller Holguín, pero si yo como juez en La Haya escucho decir a la parte demandada que no es grave que perdamos algo en el pleito, voy a pensar que no es grave inclinar la balanza hacia el demandante… Sin comentarios.

En Resumen, No es culpa de Nicaragua. Cada país tiene derecho a reclamar lo que considera suyo. Ellos fueron más audaces, más inteligentes, más diligentes y más astutos que nuestros gobernantes y ganaron. Los verdaderos culpables son los últimos tres Gobiernos con sus Cancilleres y sus torpezas. El de Pastrana en mayor medida, El de Uribe en mediana medida y el de Santos en menor medida. Ellos nos tienen que responder por esta pérdida tan inmensa para los colombianos y especialmente para los sanandresanos, quienes sentirán directamente el impacto con una merma en su economía y su moral.

El fallo es tan absurdo que despedaza el archipiélago como ente territorial (ver mapa a la izquierda. En verde lo perdido) y confina dentro de aguas nicaragüenses algunos cayos como los de Quitasueño y  Serrana, principales fuentes de pesca artesanal para los isleños. Para explicar gráficamente los llamados enclaves, son algo así como aceptar, en un pleito casero, que un juez decida que, en adelante, nuestro baño o nuestro dormitorio queda en la sala del vecino.  Esto obligará a nuestros pescadores a pasar por aguas extranjeras antes de llegar a sus lugares de trabajo. Y si estando Colombia en posesión absoluta del archipiélago los nicaragüenses los hostilizaban y perseguían, no imagino lo que pasará ahora con el consabido fallo de la CIJ de La Haya.  Lo puedo suponer. Nuestros pescadores serán perseguidos, encarcelados y sus embarcaciones decomisadas. No creo en Ortega cuando dice en la mañana que permitirá a los pescadores desarrollar normalmente sus actividades y en la tarde, en una actitud arrogante, humillante, provocadora e inaceptable para los colombianas le dice al Presidente Santos: Bienvenido a San Andrés.

Luego, es gravísimo lo que viene. Mi escenario pesimista es fatal. Sanandresanos en masa aceptando la propuesta de Ortega de nacionalizarse en Nicaragua para no ser perseguidos y luego, cuando los nicaragüenses en territorio sanandresano sean muchos, un movimiento separatista que nos dejará, sin el mar que perdimos ayer y sin el archipiélago que teníamos desde 1.803.  

Por todas estas razones y en un acto de rebeldía revuelto con guayabo, muchos consideramos, en plena calentura con el fallo aún fresco, que nuestro país no debería acatar el fallo de La Haya. Por antecedentes, por injusto, por ilógico, por inconveniente, porque no interpreta la realidad de los habitantes afectados, porque no sabríamos cómo explicarles a nuestros hijos que el mapa de Colombia cambió por cuenta de una recua de ineptos políticos a quienes poco o nada les debe doler, porque todos los mares y océanos del mundo, desde el punto de vista turístico, están al alcance de sus chequeras.

Pero pasada la indignación y el inconformismo, y aterrizando las consecuencias de un acto de rebeldía como el que todos queremos, nos damos cuenta que este camino, aunque muchos lo prefieren, es bastante espinoso.  No acatar el fallo significa atenernos a las consecuencias económicas y militares derivadas de esa desobediencia jurídica y esperar la reacción de los países afines política, económica e ideológicamente con Nicaragua como lo son Cuba, Ecuador y Venezuela. Aunque descarto que Venezuela quiera interferir teniendo pendiente un conflicto limítrofe con Colombia. No podemos descartar, en cambio, la reacción de las Naciones Unidas cuyo Consejo de seguridad puede intervenir para obligar a Colombia a cumplir el fallo. Este escenario implica irnos a la guerra o, por lo menos militarizar las aguas otorgadas por la CIJ a Nicaragua en espera de que este país y sus vecinos salgan en su defensa generando un conflicto regional sin precedentes y de incalculables costos para todos. 

Pero quedan dos caminos más. El camino jurídico que a juzgar por las opiniones de los expertos que han desfilado por periódicos y emisoras en estas últimas horas de incertidumbre, es muy limitado, por cuanto los fallos de La Haya son inapelables. Sin embargo hay quienes afirman que se puede instaurar una demanda de revisión o una demanda de aclaración. Si los países vecinos como Honduras y Panamá se vieran afectados por la nueva delimitación fijada, hay quienes opinan que la CIJ de La Haya se vería obligado a replantear el fallo.

El tercer camino es aceptar el fallo y quedarnos callados. Mantener ante los ojos del mundo nuestra tradición de país serio en cuestiones jurídicas e institucionales. Cuidar lo que nos queda, hacer de San Andrés un departamento próspero hasta la conformidad de sus habitantes que ya se sienten cansado del abandono oficial. Ridículo que, al momento en que esta columna escribo, el gobierno y el Congreso estén centrando su atención en la Isla. ¿Por qué no lo hicieron antes? ¿Será que el fallo de La Haya les terminará conviniendo más a los sanandresanos quienes capitalizarán el inconformismo para sentirse más atendidos que nunca?

La posición de los puristas del derecho es que si aceptamos el juez debemos aceptar su veredicto.  Y se preguntan con razón: ¿Si fuera al contrario, si fuera Nicaragua el afectado con la decisión, estaríamos peleando? Pero vale la pena que escuchen las denuncias de la senadora Alexandra Moreno Piraquive del Mira. Ella asegura que la zona que ofertó Nicaragua a las multinacionales en 2006 para exploración petrolera es exacta al área concedida por #LaHaya a este País. No parece coincidencia. Al parecer, todo se debe a un complot de las multinacionales, especialmente norteamericanas para hacerse a una zona que podría contener más petróleo que el existente en el Golfo de Maracaibo para dejar de depender de Venezuela. En virtud de ese complot, las multinacionales estarían detrás del lobby que les significó a los nicaragüenses obtener, más de lo que estaban exigiendo en su demanda. Añade la Senadora Moreno, que le parece muy curioso que los Estados Unidos no se hayan pronunciado sobre el fallo, aún sabiendo que este perjudica un acuerdo de libertad de pesca en la zona que tenía firmado con Colombia desde 1.970 y que le significa la explotación anual de 60 toneladas de pescado. Es claro que Petróleo mata pescado. Para tener en cuenta estas graves denuncias.

En fin, ahí les quedan estas reflexiones y un último mapa. El último mapa que tuvo Colombia antes de esta debacle. El mapa que cambió. El mapa que ya no volverá a ser el mismo. El mapa que tienen que empezar a enseñar en los colegios y escuelas del país con dolor de patria por lo perdido. Ojalá los maestros tengan la valentía de contarles a sus alumnos que este nuevo mapa no lo definió la CIJ de La Haya. Este nuevo mapa lo dibujaron los políticos colombianos con su ineptitud y pusilanimidad. Ojalá Nicaragua descubra muy pronto en ese mar, las riquezas que en 200 años de posesión no supimos encontrar, salvo los narcotraficantes que surcaron miles de veces este mar azul con sus lanchas rápidas cargadas de ignominia. Ojalá nos duela más una derrota en La Haya que una derrota en la copa mundo.



Nadie sabe lo que pierde...

1. Nicaraguense. 1 Slovako. 1 de EEUU del dept de Estado y manejó con multinacionales.

domingo, 22 de julio de 2012

CARTA A UN CORRUPTO

Despreciable señor:

Quiero expresarle, en nombre de 47 millones de Colombianos, el dolor que sentimos y los problemas que padecemos, todos, por su maldita maña de apoderarse de lo ajeno.

Ignoro si a esta hora planea algún desfalco a la salud, la educación, las obras públicas o las pensiones, si vende pedazos de patria a mineros inescrupulosos, si planea en secreto aumentarse la pensión o el sueldo, o las dos cosas, a cambio de favores burocráticos, si conspira con otros corruptos para deshacerse de un funcionario correcto e incomodo para sus fechorías, o si se desplaza por la ciudad en una camioneta blindada escoltada por varios hombres pagados con mis impuestos. Donde quiera esté, le hago llegar este sentimiento colectivo de rabia hacia lo que usted asquerosamente representa.

Sé que en sus adentros justifica el ser hampón con frases como: "si no lo hago yo, lo hace otro", "este cuartico de hora no dura mucho", "más pendejo no aprovechar las oportunidades que me da la vida", o, "el vivo vive del bobo". Frases que suelen hacer carrera en un país de ignorantes y ventajosos como usted, donde pasar por la administración pública sin amasar una fortuna, mal habida, es sinónimo de pusilanimidad. 

Pero se equivoca delincuente. No es la vida la que le brinda las oportunidades de ser famoso y rico. Somos los que usted llama bobos, los colombianos de bien, confiados en su honesta gestión, quienes le brindamos, con nuestros votos, esa privilegiada oportunidad de ser importante y obtener dinero honradamente. Otra cosa es que usted la desperdicia canjeando buen nombre por dinero, porque el poder lo enceguece y la ambición lo carcome.

El día de su elección, con lluvia o con sol, miles de ciudadanos nos levantamos, tomamos un transporte y acudimos a hacer fila en una urna para depositar un voto de fe a nombre suyo. Siempre con la esperanza de que gane para que gestione bienestar para la población. Y siempre nos equivocamos. Usted termina gestionando bienestar para su familia, sus amigos y cercanos. Cuando no capta nuestros votos de conciencia, los compra. Se va por los barrios pobres arrodillando miserables a punta de aguardiente, camisetas, tamales, promesas de empleo y vivienda y casi siempre con dinero en efectivo. Con 20 mil o 50 mil pesitos, le arrebata, por 4 años, la posibilidad a una persona de captar los recursos que el Estado redistribuye entre los pobres. Porque una vez sube, usted impide que el dinero de la salud, las vías, los servicios públicos o la educación lleguen a sus legítimos dueños. Y como no llega el bienestar, la educación empieza a fallar, las familias en su angustia por sostener sus hogares descuidan a los hijos y estos hijos, muchas veces, terminan en la delincuencia, cuando no en las filas del narcotráfico, el paramilitarismo o la guerrilla.  Y desde sus orillas delincuenciales, a las que usted los abocó, empiezan a destruir el país. Ponen bombas, asesinan inocentes, trafican con  drogas, acaban poblaciones, arrasan con la tierra fértil cultivando coca o amapola, meten en sus filas de guerra a niños que deberían estar engrandeciendo la patria con su ingenio. Entonces lo veremos a usted indignado en la televisión, tomando medidas militares y de "choque" para "acabar con esos delincuentes y terroristas."

Qué hipócrita es usted. Todas estas vidas desperdiciadas en el mal camino al que usted los abocó y todos estos muertos, pagan sus juergas, sus viajes en avión privado y lujosos cruceros, sus cocteles, los perfumes con los que se impregna de falsa simpatía, la ropa de marca que le compra a sus hijos, a su cónyuge y a sus amantes. Todos estos crímenes y todo este dolor que padecen las familias arrasadas por la violencia son culpa suya señor corrupto. Culpa directa. Pagará por ellos.

Por eso, cuando viaje, cuando esté sentado con los suyos en los cómodos sillones de primera  clase de un avión, asómese por la ventanilla de la nave y observe el verde, la riqueza y esos caudalosos ríos serpenteando por entre la inmensa grandeza de nuestro país, ese país que usted destruye con su maldad y su podredumbre mental. Siéntase Buitre, siéntase escoria humana al saberse depredador de esa grandeza.

Recuerde que esos tiquetes, esos dólares que lleva en el bolsillo para gastarlos en casinos, lujosos hoteles y grandes banquetes, le pertenecen a esa gente que toma agua de los ríos, come de las basuras o se educa en la guerra de la calle. Esos miserables que se paran en los semáforos con sus familias desplazadas por violentos y corruptos ambiciosos como usted. Es el dinero de los pobres, los que votan por usted, los que lo llevan a lugares de privilegio con la esperanza de que usted les solucione los problemas. Esos pobres que desayunan con agua de panela y un pan. Esos pobres que sufren mirando comerciales y vitrinas con carros, ropas, zapatos y casas que nunca podrán comprar. Esos pobres que no salen a pasear más allá de los parques de la ciudad o pueblitos cercanos porque la gente como usted los mira despectivamente y con desconfianza. Esos pobres que empeñan sus cositas al 120% anual o al 10% diario, para suplir una urgencia en sus casas. Esos pobres que atraviesan la ciudad apretujados en un bus, o que caminan decenas de cuadras para llevar hojas de vida con la esperanza de un empleo. Hojas de vida que cuando llegan a su despacho son lanzadas a la caneca de la basura o apiladas en un inmenso archivador con comentarios como este: "Qué tipo tan cansón", "dígale que estoy en una reunión" Porque así termina burlándose de esos pobres que usted luego maldice cuando cometen algún desmán.

Usted sabe que aquí en la tierra se salva de la cárcel comprando jueces, sobornando fiscales y hasta matando testigos pero no crea que uno se puede pasar por la vida cometiendo crímenes sin pagarlos. En algún lugar habrá alguien esperándolo para enjuiciarlo. Ya no con jueces sobornables que consideren su investidura ni bajo leyes politizadas y laxas, ni inmunidad y menos impunidad. Se trata del Juicio de Dios, ese del que nadie escapa porque su ley es una sola. El que la hace la paga. Y lo que usted ha hecho, no sólo no  ayudar a los pobres como es su deber, sino quitarles lo que les pertenece, que cosa tan cruel y despiadada, se paga triple.

Para despedirme, reprimiendo un nudo de insultos de grueso calibre en la garganta, le quiero decir, en nombre de la gente decente de mi país, que es usted el Cáncer de la sociedad, el SIDA de la administración pública, la Sífilis del erario, la vergüenza de su familia, aunque no se lo digan, la escoria humana de este planeta, un bollo perfumado, un ser excremental. Relea este último párrafo para que nunca se sienta menos. Es usted un buitre carroñero que le sacará las tripas a su propia madre cuando no tenga con qué pagarse los gustos a los que la democracia boba que vivimos lo tiene acostumbrado.

Si después de leer esta carta siente deseos de morirse, cosa que descarto porque no goza ya de una pizca de conciencia, no pierda el impulso. Seres como usted no son dignos de habitar este reino, este paraíso que usted mismo quiere convertir en muladar.

Lo esperamos en las próximas elecciones con la nueva sonrisa que le diseñen sus asesores de imagen y el dinero que le den los contratistas de la ciudad, los narcos, los banqueros y grandes grupos económicos. Lo esperamos con su cara cínica y una pose de héroe nacional en afiches, vallas y pancartas. Lo esperamos con nuevas promesas o slogans como: No más corrupción, no más injusticia social, o no más violencia! El subtexto dirá que es usted lo que este país necesita. Vuelva en época electoral. Lo queremos ver de nuevo tomándose fotos con niños de cara sucia, comiendo en casas humildes sin disimular el asco, abrazando ancianas mal olientes, llevando médicos y odontólogos a barrios pobres y comunidades indígenas. Traiga sus escoltas con mochilas repletas con muchos fajos de dinero. La gente que usted mal educa y pone a aguantar hambre le va a recibir los 20 o 50 mil pesitos por su voto. Rómpales con humillación su derecho más sagrado, el de elegir o votar en blanco. Úntese de pobres por 3 o 4 meses aunque llegue a su casa a desinfectarse en la ducha. Dígales mentiras, todas las posibles, se las van a creer porque usted sabe que si los políticos dijeran la verdad ninguno saldría elegido. Ejecute a los empleados de su cuota burocrática exigiéndoles 50 votos a cada uno si no quieren perder el puesto. Haga alianzas con el diablo para multiplicar su poder. Pague encuestas para que le den el liderato. Los ignorantes que usted ha creado votan por el que va ganando. Pague asesorías de bandidos con título de publicistas para que difamen a sus contrincantes honestos. Todo vale. "El fin justifica los medios".

No olvide que la política en este país da más plata que la coca. Ah y no tenga miedo de perder sus privilegios, sus escandalosos salarios, sus numerosas primas y gabelas, sus ofensivas pensiones, y hasta el pago de sus viajes, sus celulares, su vivienda y sus carros por cuenta de nuestros impuestos, porque saldrá elegido nuevamente. No le quepa duda. Porque si los zarrapastrosos le fallan, siempre habrá un registrador municipal o local, o un funcionario de la Registraduría, tan corrupto como usted, dispuesto a venderle, en bloque, los cientos o los miles de votos que le hagan falta.

Y cuando se siente en el trono, amanguálese con los corruptos de otras ramas y acaben con las leyes, los decretos o las normas que los perjudican judicialmente. Elija sus propios jueces, invente nuevas trampas jurídicas que lo blinden de sus fechorías y legisle para destrozar los controles que le impiden robar y matar con mayor impunidad. Y si se llega a caer, por aquellas cosas extrañas de la vida, tampoco tema. Pagará la irrisoria condena en su mansión, bronceándose en la piscina en medio de juergas y negocios sucios mientras hace campaña electoral a un hijo, a un cuñado, su esposa o su amante con tal de no perder los privilegios del poder.

Ah y por favor, no siga heredando sus malas costumbres a sus hijos. Ya los ve uno por las ciudades en sus carros lujosos sobornando policías, conduciendo ebrios y pisoteando a los humildes con su cultura traqueta de intimidación y opulencia. Son sus hijos, su propia sangre. Los últimos a los que un padre debería enseñar tan terribles prácticas.

Le diría hasta luego hijo de puta, pero su madre no tiene la culpa de haber parido una bestia tan monstruosa. Dejémoslo en, lo espero en mi casa o en mi trabajo con los de la moto.

miércoles, 13 de junio de 2012

Reforma a la Justicia...

... o el Pablo Escobar que muchos Congresistas llevan dentro.

Los 69 HP (Honorables Parlamentarios) que aprobaron en la Cámara esta aberrante Deforma a la Justicia, deberían sentir vergüenza al protagonizar la más descarada auto-imposición de privilegios en nuestra historia republicana... pero no la van a sentir, son unos sinvergüenzas.

La Reforma a la Justicia es la afrenta más grande que se ha hecho a la dignidad de los Colombianos. Un desafío total y monstruoso con el que corruptos y poderosos le están midiendo el aceite a un pueblo que aún no despierta y que tampoco pareciera querer hacerlo. Es la muerte de la decencia. El entierro de la ética. La violación de principios más brutal a la que hemos sido sometidos por una clase política corrupta que cada vez mide menos sus desafueros, dada la poca resistencia que les ofrecemos los mismos pocos de siempre. De los que ya se deben burlar en sus cocteles.

Este mismo país que se indigna a tope por la patada a una lechuza, la prueba de alcoholemia a un congresista borracho e irresponsable, los servicios secretos de una prostituta en Cartagena, los gritos de una presentadora a una manicurista, la edad de Amparo Grisales, o la equivocación de Shakira en una de las 343 palabras que tiene el himno Nacional, ha dejado pasar, como los segundos, la peor jugada que han montando las mafias del poder para hacerse al control, sin control, de nuestra Constitución Nacional.

Concierto para decidir

Cuando el Gobierno anunció una reforma a la justicia todos celebramos la iniciativa, conscientes de las múltiples fallas e innumerables problemas que padece esa pata del trípode en el que reposa la confianza pública. Pensamos que con la iniciativa iban a ser resueltos problemas vitales como, congestión de los juzgados (lentitud en los procesos); inestabilidad en las penas; politización de los fallos (Si el fiscal es amigo te da menos, si es enemigo te da más); inequidad en las sentencias (Robo de caldo de gallina 6 años, robo de miles de millones 7 años. Puñalada de hincha de Fútbol 21 años, asesinato de miles con mutilada incluida 5 años); gratuidad de algunos delitos (principio de oportunidad) irresponsabilidad de algunos jueces (Caso asesino de Rosa Elvira Cely libre después de matar y violar). Pero no fue así. Apenas se radicó el proyecto, los astutos Congresistas vieron en él la oportunidad de blindarse de sus fechorías y lo convirtieron en un adefesio de alcances inmorales incalculables y lo pusieron al servicio de sus problemas jurídicos. Y lo peor de todo es que el Gobierno, necesitado de sus votos para despejar el camino de una reelección, aceptó el exabrupto y se amangualó con ellos. Pero el Crimen no sería perfecto sin involucrar a los jueces. Entonces tentaron a los magistrados con gabelas mezquinas. Y los magistrados, envueltos en el ojo del huracán por cuenta de sus elevadas pensiones, también aceptaron. Finiquitado el "concierto para decidir", Gobierno, congresistas incursos en investigaciones penales y magistrados con ambiciones personales se dieron a la tarea de esculpir con afilado cincel una ley absurda y ventajosa que sólo los beneficia a ellos y a nadie más.

Veamos paso a paso de qué se trata, quienes la hacen y a quíen beneficia esta Reforma:

Protagonistas de la Manguala.

1. El Congreso de la República con más de la mitad de sus miembros investigados por corrupción y parapolítica. 70 de estos Congresistas, entre Senadores y Representantes y cuya lista adjunto al final de esta columna, votarán en conflicto de interés, amparados por una reforma a la Constitución que hicieran el año pasado a la sombra del silencio de los medios de comunicación, que ya comentaremos.
2. Las altas Cortes cuyos Magistrados, lamentablemente, sucumbieron a la ambición de alargar sus períodos 4 años más, por lo que seguramente y en tiempo record, esta Ley será avalada y no admitirá demandas.
3. Los Bancos que no obstante sus billonarias ganancias, 19 billones en el primer semestre de 2012, están interesados en procesos sumarios para ejecutar a los deudores morosos. Quieren más. Son voraces.
4. Un gobierno que aspira a reelegirse lanzando salvavidas jurídicos a los hampones que han hecho del nuestro, uno de los países más corruptos de la tierra.

Génesis del adefesio

Todo empezó con la aprobación, en mayo de 2011 de el Acto Legislativo Número 01 de 2011 (Un acto legislativo es una reforma a la Constitución) por medio del cual, los HP reformaron un artículo de la Constitución Nacional que les impedía votar Reformas Constitucionales en conflicto de intereses. Cabe anotar que desde la Fundación Manos Limpias ya demandamos este Acto Legislativo ante la Corte Constitucional. De ante mano sospechamos el resultado.

Los artículos más descarados del proyecto:

1. Inmunidad. Los HP compran la voluntad de sus jueces con Prebendas.
2. para los parlamentarios la medida de aseguramiento funcionaría a partir de la formulación de acusación. Gabela que no tendrá ningún otro colombiano, que puede ser asegurado desde la imputación de Cargos. Así que los HP tendrán tiempo para manipular pruebas y hasta desaparecer testigos y denunciantes antes de que la Ley los asegure.
3. Obliga a que el denunciante de un Congresista se presente personalmente. En un país tan violento, con medio Congreso amigo de narcos, guerrilleros y paramilitares, dudo mucho de que alguien se atreva a presentarse poniendo en riesgo su integridad física. Esto desincentivará las denuncias.
4. Magistrados y fiscal serán investigados por una comisión de abogados elegidos por la Cámara de Representantes.
5. Congresistas, Procurador, Registrador y Contralor serán investigados por la Corte Suprema de Justicia, donde se surtirán las dos instancias del proceso.
6. Creación de 14 nuevos magistrados en la Corte Suprema de Justicia, cada uno con 20 millones de salario, más carro blindado, secretaria y auxiliares. Se le quita con ellos competencia a la Sala de Casación Penal.
7. La no posesión de un congresista electo ya no causará pérdida de Investidura. En términos prácticos, puede suceder que un Narco, un Para, un guerrillero ponga a una figura popular a encabezar una lista para que capte miles de votos y luego posesionarse o posesionar en su nombre a alguien que le garantice luchar en el Congresos por sus intereses criminales.
8. Se expulsan las inhabilidades como causal de pérdida de investidura.
9. Las causales de pérdida de investidura serán reglamentadas por la ley. ¿Y quién hace las leyes? Los mismos sujetos procesados por Pérdida de Investidura.
10. Se duplica el término del proceso de pérdida de investidura a 40 días.
11. La pérdida de investidura podrá ser reemplazada por una descarada suspensión por máximo un año. 
12Costos de los procesos. Quienes presenten demandas de suspensión o pérdida de investidura infundadas o temerarias, serán condenados a pagar los costos del proceso. En adelante, sólo portentados y estúpidos millonarios, se atreverán a instaurar una denuncia contra un HP. Más aún, sabiendo que las probabilidades de perder son casi totales.
13. Doble instancia. Lo aprobado en séptimo debate plantea que los congresistas serán juzgados en primera instancia por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia y, en segunda instancia, por la Sala Plena del mismo tribunal, con la participación de tres magistrados de cada sala: Penal, Civil y Laboral. Sus jueces serán los mismos magistrados que se beneficiaran con el aumento de edad para retiro forzoso a 70 años y 4 años más de magistratura, es decir de los 8 actuales a 12 años.
14. Blindaje ante la Procuraduría. El Procurador general de la Nación, pierde la facultad de sancionar disciplinariamente a los Congresistas. Se creará un tribunal alterno en el ente de control para investigarlos, en el que las decisiones no dependerán del procurador. Habrá también doble instancia.  Como dato de referencia, la Procuraduría ha destituido hasta la fecha a más de 15 Congresistas.
15. Al eliminar la Comisión de Acusaciones de la Cámara, se establece que los altos tribunales se investigarán disciplinariamente entre ellos. El Consejo de Estado procesará a la Corte Suprema de Justicia, y viceversa. Se podría dar un caso muy común en nuestras élites: favor con favor yo pago.
16. Los Amangualados se hacen concesiones mutuas: los parlamentarios quedan a salvo de procesos penales y disciplinarios y conceden a los magistrados, por la vía del soborno, prórroga del periodo de 8 a 12 años, y su retiro forzoso que pasa de los 65 a 70 años.

!Aberrante! Se necesita llevar un Pablo Escobar adentro para votar a favor una Reforma tan mafiosa y descarada, sin inmutarse por las críticas, sin sonrojarse frente de 47 millones de Colombianos indignados. 

Con estas absurdas autoprebendas, será muy difícil que en el futuro un congresista delincuente pierda su investidura. Esto crea un efecto colateral cual es el de poner en sus manos un poder ilimitado para multiplicar sus acciones criminales en un país que a partir de ahora les entrega un marco jurídico que blinda sus fechorías. No exagero al decir que con esta Reforma, Colombia retrocedió 22 años. Quedamos en el mismo lugar donde estábamos en 1.990 antes de que los estudiantes convocaran al constituyente primario por medio de la "Séptima papeleta"

Qué debemos exigir para no perder la dignidad a manos de estos bandidos:

1. Que los Magistrados de la Corte Constitucional a los que se les prolongó el período de 8 a 12 años y se les aumentó 5 años la edad de retiro forzoso, se declaren impedidos para adelantar la revisión de la Reforma. Es lo mínimo que podemos exigir para que la varilla del aceite se enfríe un poco en nuestro esófago. Si tienen dignidad, cosa que ya ponemos en tela de juicio, los togados deben declararse en conflicto de interés. Eso  implica el nombramiento de conjueces.
2. Que los siguientes 70 Congresistas se declaren impedidos ya que no juridica, al menos éticamente, para votar la Reforma. Es inmoral y aberrante que estos HP legislen en causa propia, sean juez y parte y elijan sus propios jueces sin el menor asomo de verguenza. Esta es la lista:

          Los que están incursos en procesos por Pérdida de investidura:

  • Jose Ignacio Bermúdez Sanchez (Cámara)
  • Rubén Darío Rodríguez Góngora (Cámara)
  • Gerardo Tamayo Tamayo (Cámara)
  • Felipe Fabián Orozco Vivas (Cámara)
  • Eduardo Agatón Diazgranados (Cámara)
  • Miguel De Jesús Arenas Prada (Cámara)
  • Ángel Custodio Cabrera (Cámara)
  • Pedrito Tomas Pereira (Cámara)
  • Jaime Cervantes Valero (Cámara)
  • Héctor Javier Vergara (Cámara)
  • Issa Eljadue Gutiérrez (Cámara)
  • Mónica Del Carmen Anaya (Cámara)
  • Dilian Francisca Toro (Senadora)
  • Plinio Edilberto Olano Becerra (Senador)
  • Manuel Enrique Rosero (Senador)
  • Piedad Zuccardi (Senadora)
  • Juan Carlos Velez Uribe (Senador)
  • Armando Benedetti (Senador)
  • Carlos Roberto Ferro Solanilla (Senador)
  • Jorge Aurelio Iragorri Hormaza (Senador)
  • José David Name (Senador)
  • Libardo Enrique García (Cámara)
  • Óscar Mauricio Lizcano Arango (Senador)
  • Luis Enrique Dussán López (Cámara)
  • Roy Barreras Montealegre (Senador)
  • Fuad Emilio Rapag (Senador)
  • Juan Lozano Ramírez (Senador)
  • Victoria Eugenia Vargas (Cámara)
  • Eugenio Prieto Soto (Senador)
  • Eduardo Jose Castañeda (Cámara)
  • Bernardo Miguel Elías Vidal (Senador)
  • Eduardo Merlano Morales (Senador)
  • Nicolás Antonio Jiménez Paternina (Cámara)
  • Oscar De Jesús Marín (Cámara)
  • Hernando Cárdenas Cardoso (Cámara)
  • Rafael Romero Piñeros (Cámara)
  • Jaime Alonso Vásquez Bustamante (Cámara)
  • Simón Gaviria Muñoz (Cámara)
           Los que tienen procesos por parapolítica en el Senado:
  • Musa Besaile Fayad
  • Manuel Guillermo Mora Jaramillo
  • Eduardo Enríquez Maya
  • Myriam Alicia Paredes Aguirre
  • Armando Bennedetti Villaneda
  • Dilian Francisca Toro
  • Carlos Emiro Barriga Peñaranda
  • Daira Galvis
  • Óscar Mauricio Lizcano 
  • Héctor Julio Alfonso López
  • Rodrigo Villalba Mosquera
  • Olga Suárez Mira
  • Juan Córdoba Suarez
  • Félix José Valera
  • Jorge Eduardo Londoño
  • Nora María García Burgos
  • Martín Emilio Morales
  • Juan Manuel Corzo                

    Los que tienen procesos por parapolítica en laCámara
  • Guillermo Rivera Flórez
  • Pedro Muvdi Aranguerna
  • Jaime Armando Yepes Martínez
  • Fernando de la Peña Márquez
  • José Ignacio Mesa Betancur
  • Álvaro Pacheco Álvarez
  • Carlos Escobar Córdoba
  • Jaime Cervantes Valero 
  • Roberto José Herrera
  • Diego Patiño Amariles
  • Jaime Armando Yepes
  • Carlos Enrique Ávila
  • José Ignacio Bermúdez
  • Didier Alberto Tavera
  • Manuel Antonio Carebilla
  • Víctor Hugo Moreno
  • Juan Manuel Campo Eljach
  • Eduardo Agaton Diazgranados Abadía

Para finalizar, con la sensación del tiempo perdido y por si lo leyera algún Congresista o Magistrado, máximos beneficiados de una Reforma Constitucional que no ayudará a superar los verdaderos problemas de la justicia (congestión, falta de acceso, impunidad, clientelismo judicial, inestabilidad en las penas, politización de los procesos, etc.) les digo que se pudieron blindar frente a la Justicia que ellos mismos crean e imparten pero no se podrán blindar al juicio que el tiempo y la historia les hará por haber traicionado la confianza y el voto de un país ávido de paz. Ustedes saben que la Justicia es el pilar de la paz. Con estos actos tramposos ustedes nos alejan de esa posibilidad.

Reacciones

Muchos sectores intelectuales y organizaciones sociales han reaccionado con vehemencia ante el exabrupto. Aquí lo que han dicho:

 “Es el más alevoso ataque que le han hecho a la decencia del país”. "Es el pacto más inmoral que se haya hecho en Colombia desde la perdida de Panamá. Desde ese entonces, el país no había sufrido una afrenta institucional tan grotesca y grave como esta”: Ramiro Bejarano.

"Con esta contrarreforma política el Congreso oficia la ceremonia del velorio de su propia legitimidad al sepultar viva la pérdida de investidura. Con la Séptima Papeleta y la Constituyente dimos el grito de independencia frente a violentos y corruptos. Hoy, si la “patria está boba”, le daremos la bienvenida a la reconquista de privilegios" Oscar Ortíz, ex zar anticorrupción.

“He definido este proyecto como la rebelión de los aforados contra la Constitución de 1991. Todos sacaron ventaja. Aquí les faltó un sentido ético a los que diseñaron la reforma, que se hizo pensando en beneficios particulares” Armando Novoa, exconstituyente.

“Le faltó todo y le sobró todo. Se dedicaron a tocar temas que benefician sólo a los congresistas y a los magistrados de las altas cortes. Es desilusionante y vergonzosa esta reforma a la justicia que, por cierto, ha sido impulsada por el mismo Gobierno, a quien le cabe un juicio de responsabilidades” Carlos Gaviria Díaz, exmagistrado Corte Constitucional.

El Consejo Superior de la Judicatura dijo que en 2011 cerca de 800 mil procesos se quedaron sin estudio— dándole facultades a notarios, centros de conciliación y abogados se “privatiza” este servicio fundamental, “la justicia impartida por los jueces de descongestión tiene hoy problemas de calidad”. Gloria Borrero, directora ejecutiva Corporación Excelencia de la Justicia.

"Lástima el ‘patadón’ que le están dando a la Constitución del 91” Germán Navas Talero.

Y como dije en un Tuit el 12 de Junio: Con amañada q está aprobando, el  puede hacerse inmune a la ley pero no al desprecio del pueblo.

"El triste silencio el de los magistrados costó unos 2 mil millones de pesos para cada uno (48 sueldos de 21 millones más prestaciones sociales)"

Reflexiones finales: si la Cámara de Representantes tiene 168 miembros, por qué la Reforma a la Justicia obtuvo 70 votos? 69 a favor y uno en contra? A parte de los Representantes del Polo y los de MIRA que se retiraron alegando falta de garantías, dónde estaban los demás?

¿Queda algo de la Constitución de 1.991? 

Esta reforma es retroactiva?. Los 38 Congresistas que tienen procesos de pérdida de investidura pendientes serán juzgados a la luz de las nuevas normas que ellos mismos auto-aprobaron? Los altos dignatarios del Estado presos por procesos de paramilitarismo y corrupción serán excarcelados al día siguiente al cambiarse las competencias?


Los hampones anidados en el Congreso nos están enrumbando hacia un país prohibido para gente decente. Nos quedan tres caminos: Nos dejamos sacar, nos volvemos indecentes o luchamos? Por ahora Colombia está eligiendo este último camino 

martes, 5 de junio de 2012

Rosa Elvira Cely, símbolo de un despertar

Tengo miedo de que la noche acabe antes de que entiendas la vida.

Rosa Elvira Cely pasará a la historia como una mártir que, sin proponérselo, desnudó dos de nuestros más graves problemas: Una justicia inoperante, laxa, selectiva, politizada, arrodillada, inestable, corrupta y perezosa y un sistema de salud excluyente, inhumano y también corrupto.

Gracias a las redes sociales, lo que parecía una violación y una muerte más, tan normal en nuestra estadística de violencia que ni siquiera merecía un titular de prensa, se está convirtiendo en una formidable semilla de inconformismo que amenaza con adelantar por lo menos una década ese proceso de indignación que tanta falta nos hace para superar, con la fuerza de la razón, los difíciles problemas que nos agobian.

Más allá de los logros involuntarios que el atroz crímen de esta estudiante de bachillerato nocturno de 35 años de edad, están produciendo en la moral de los colombianos inconformes, debemos desnudar las imperdonables fallas de nuestros sistemas de salud y de justicia.

De un lado y como lo han denunciado medios de comunicación, muy interesados en el caso a partir del Trending Topic #NiUnaMás generado por tuiteros indignados de todo el país, las fallas en los sistemas de emergencia son vergonzosos. Policías que no encuentran a la víctima  a tiempo, Ambulancias que nunca llegan y lo que es peor, la decisión de llevarla a un hospital, el Santa Clara, al sur de la ciudad, teniendo uno, el San Ignacio, a sólo 3 cuadras del lugar de los hechos. Y todo porque la paciente, en estado crítico y con su vida pendiendo de un milagro, manifestó no tener seguro. Como escribió Natalia Springer en su columna dominical en el diario El Tiempo: "la lógica de mercado que gobierna el sistema de salud en Colombia y que no honra la vida, sino que trafica con ella, decidió sobre su opción de sobrevivir"

De otro lado, el más oscuro, las fallas de esa justicia que en otra columna califiqué de laxa, politizada, corrupta, parcializada, lenta, inestable e injusta. Calificativos que aquí vuelvo a ratificar, agregando un par de adjetivos más: Incomprensible y peligrosa. No es para menos si examinamos el asombroso caso de Javier Velasco, principal indiciado en la muerte de Rosa Elvira. Un criminal que no obstante su jugoso prontuario estaba libre, amenazando con su instinto asesino, a todas las mujeres que se cruzaban en su camino. Que estuviera en libertad un hombre que asesinó a una persona, violó a dos niñas y, por nuevas denuncias aparecidas a raíz de su captura, abusó de otras tantas, convierte en cómplice de sus crímenes a un aparato de justicia que adolece de sentido común y responsabilidad social. 

Por su último crimen, el asesinato a Sangre fría de Dismile Ochoa en 2002, Velasco pagó sólo 15 meses de prisión, luego de que un juez lo dejara en libertad aceptando el argumento del abogado defensor, según el cual, Javier había tenido, durante el asesinato, una pérdida temporal de conciencia. Casi un mes por cada una de las once puñaladas que le propinó luego de violarla. Qué absurdo, con ese argumento de esquizofrenia temporal, al asesino le estaban entregando una patente de corzo, escrita con tinta sangre, para que perdiera de nuevo, las veces que quisiera, pero siempre de manera temporal su conciencia, para que se ensañara con otra víctima. Su dedo lujurioso y malvado recayó primero sobre sus hijastras y luego sobre Rosa Elvira, pero había podido recaer sobre sus o mis hermanas, sus o mis hijas, sus o mi madre, sus o mi pareja sentimental. Incluso sobre alguna familiar del Juez. Cuando escribía estas líneas, por un noticiero de televisión, una prostituta denunciaba que Velasco la había tratado de ahorcar por no dejarse penetrar sin condón. Dice la trabajadora sexual que denunció el hecho ante las autoridades pero que su caso no tuvo el eco suficiente para llevarlo a la cárcel. Las autoridades no le prestaron atención al suceso. 

El único problema no es Javier Velasco. El problema gigante son los miles de Velascos que abundan en las casas, los parques, las empresas, los colegios y las calles del país. Esos asesinos silenciosos que se declaran locos para burlar la ley pero que ponen toda su lucidez al servicio de su instinto criminal para elegir, perseguir, atrapar, seducir, violar y asesinar a sus víctimas, a sabiendas de que la impunidad los amparará y en el peor de los casos, el de ser llevados a juicio, los absolverá o condenará a pagar una irrisoria pena de pocos meses en su propia casa. Según la senadora Gilma Jiménez hay 400 violadores pagando sus delitos en la modalidad de casa por cárcel mientras otros 4.000 han obtenido su libertad después de purgar cortas condenas, para colmo de males, favorecidas por la cascada de prebendas y rebajas que estipula nuestro código penal.

También hay miles de Rosas Elviras. Mujeres humildes y trabajadoras o, como en su caso, estudiantes con la expectativa de un mejor futuro, que recorren las calles de las ciudades sin saber que un asesino las asecha. Mujeres que por su condición social no aspiran, ni en sueños, a conquistar un lugar en el esquivo club de los famosos, como no sea porque un desquiciado las viole de manera brutal hasta causarles la muerte. Porque heridas no clasifican en los titulares de periódicos y noticieros de televisión.

Pero Rosa Elvira no murió en vano. Su muerte logró aglutinar en torno de un mismo objetivo, la justicia, a todo un país. La presión que se ejerció desde las redes sociales hizo que la prensa, la policía, la fiscalía y hasta el mismo Presidente de la República se movilizaran para mostrar resultados. Dos días después de estallar el escándalo, el asesino ya estaba capturado y los fiscales se movieron con absoluta eficiencia a investigar el crimen. Algo impensable sin el trending #NiUnaMás y la nutrida manifestación del Parque Nacional.

Tanto las fallas en nuestro aparato de Justicia, como la ineficiencia en nuestro sistema de salud obedecen a un patrón superior que se llama corrupción. Un flagelo que se enquistó, desde hace décadas, en el lugar donde se fabrican las leyes. Un Congreso de la República habitado, en su mayoría por buitres hambrientos de riqueza y de poder, que legislan de espaldas al pueblo que los elige, pero siempre en busca de sus mezquinos intereses. Tanto nuestro Código Penal, que siempre anda de promociones y gangas,  como la corrupta ley 100 que regula nuestra salud y nuestra vida, han nacido de leyes expedidas por un Congreso en su mayoría corrupto. ¿Qué podíamos esperar entonces? 

A pesar del oscuro panorama, se nota un despertar. Se siente una ola de indignación sin antecedentes en el tema del maltrato a la mujer. Signos positivos que, sin embargo, dejan una pregunta en el ambiente. Una pregunta con respuesta positiva. ¿Siempre hará falta que muera alguien para que las masas se indignen?

Para finalizar más que un homenaje, un piropo muy merecido a ese ser que nos da vida al nacer y nos la quita al marcharse:

No sólo con golpes, amenazas, gritos y groserías se maltrata a una mujer.
Verla dormir y no darle un beso es maltrato.
No hacerle un poema de vez en cuando, no regalarle una flor, es maltrato.
No decirle que está bonita, no hacerle el amor sin pensar más que en ella, es maltrato.
No agradecerle estar en nuestra vida y llevarla de paseo con agrado, es maltrato.
No apoyarla en sus malos momentos, ni entenderla en sus días es el peor de los maltratos.
No llevarle serenata, no bañarse con ella, de vez en cuando, es maltrato.
No hacerle cosquillas en las noches, no recostar la cabeza en su pecho, es maltrato.
No abrazarla ni darle un regalo sin motivo alguno, es maltrato ruin y despiadado.
No sentirse orgulloso por sus logros,
No admirarla por ser mujer y tratarla como si fueran nuestros ojos... Es maltrato.

Y algo aún más cursi. Este tuit que escribí hace 4 noches:

"Si hay más vidas le pido a Dios q la próxima me haga mujer. Quiero sentir la maravilla de tener un hijo y llenar d amor el universo"


viernes, 27 de enero de 2012

Personajes de la fauna colombiana 2

Continuamos con la serie de personajes que conforman nuestra “Fauna Colombiana” Esta semana veremos los perfiles psicológicos de “El morrongo” “el tuiteradicto” “la loca” “El indiferente” “La bandida” el "Yupi" el "Sabelotodo", “El taxista”


EL INDIFERENTE.
Nombre científico: Pusilanymus insapiens
Frases más usadas: “Con una marcha no se saca nada” “Esto no lo cambia nadie” “A beber y a tirar que el mundo se va a acabar” “Es mejor un mal arreglo que un buen pleito”
Tuit más común: “Qué mamera tanta quejadera, sean positivos”. “Si yo supiera que marchando cambiaba algo iba” “Como si retuitear una cadena fuera a ayudar a los secuestrados a salir de la selva”
Foto de perfil: Acostado en una hamaca.
Perfil: Es un ser cómodo por excelencia. Se mueve dentro de las leyes del importaculismo y la del menor esfuerzo. Aunque reclaman positivismo para eludir los grandes temas, los indiferentes son personas negativas y conformes.
Los filósofos los llaman pasotas. Aquellas personas que vinieron a este mundo a contar los días y verlos pasar sin el menor interés por crear o dejar huella.
Hay una ramificación de los indiferentes que apoya todas las causas desde su computadora. Sólo desde allí, porque a la hora de movilizarse no los saca de su cama ni un terremoto. Son conformes, piensan que las cosas son imposibles de cambiar y ni siquiera se toman la molestia de intentarlo. Sin darse cuenta son los responsables indirectos de la proliferación de la violencia y la corrupción que consumen al país, ya que con sus actitudes pasivas avalan y facilitan el quehacer de ladrones de cuello blanco y violentos. No reaccionan a nada. Les suben la gasolina y pagan lo que les digan. Les suben los servicios y se quejan en voz baja pero pagan. Les dicen por la red que un peaje en Colombia cuesta 6 dólares por una trocha mientras que en Estados Unidos un peaje por autopista cuesta 1 dólar y responden: Pues váyase a vivir a Estados Unidos!
Los indiferentes son los famosos pusilánimes. Los agreden, les violan los derechos, los roban, les mienten, los engañan, los utilizan y tampoco se inmutan. Al indiferente le dicen que mañana hay un terremoto y se va a jugar fútbol. Sólo se mueve cuando la tragedia lo toca a él. Entonces sale llorando por televisión, pidiendo la solidaridad de la gente y, a veces, se desespera por no sentir esa ayuda que él tanto desea y que en ocasiones tanto negó a sus semejantes. Es decir que el Indiferente sólo se mueve cuando siente en carne propia los problemas y las tragedias.
Para el indiferente somos lo que somos porque Dios así lo quiso, porque “esta vaina no la cambia nadie” porque “Es peligroso andar diciendo lo que no se debe” o, “Primero, yo, segundo yo y tercero yo, cada quién mire cómo se defiende”

Los indiferentes, desafortunadamente, son los más. Por cada 100 indiferentes, sólo hay 5, o, como máximo 10 personas que se preocupan por mejorar la sociedad, por vigilar que no se roben al país, por conquistar mejores condiciones de vida para sus hijos, e incluso para los hijos de los indiferentes.

Cuando conforman familia, los indiferentes transmiten su pusilanimidad a sus hijos. Los vuelven miedosos, les cortan las iniciativas de lucha. Les enseñan que están en una selva donde sobrevive el más fuerte y los vuelven egoístas. Jamás se toman el trabajo de hacer una obra social ni de enseñar la palabra solidaridad, entre otras cosas porque no la conocen a fondo. No quieren que sus hijos estudien carreras que los pongan en peligro o que generen controversia. Nacieron para vivir tranquilos y tranquilos mueren, aunque no saben que de todos los muertos del cementerio, serán los más fáciles y los más rápidos de olvidar.


EL MORRONGO
Nombre científico: Nadaditus de ladradoriums
Palabra más usada: “Baby” “Bebé”
Frases más usadas: “a qué horas te recojo” “Te juro que estoy diciendo la verdad” “Es sólo una amiga” “Ni siquiera me gusta” “Sería la última vieja con la que me metería” “Estás loca”
Tuit más común: “Si sigues tuiteando así de lindo me voy a enamorar”
Foto de perfil: La foto de una ballena, la de una campaña, la que sea menos una suya o una con una de sus novias oficiales.
Perfil: El morrongo es el culpable de que existan locas. Porque es un ser absolutamente engañoso, mentiroso, embaucador y polígamo.
Suele tener entre dos y quince novias, aunque sólo tres de ellas sean las oficiales. Para conseguirlas usa todo tipo de estrategias y artimañas. Desde fingir estar al borde del suicidio por su soledad, pasando por el viejo truco “soñé contigo” hasta decir piropos cursis como estos: “De qué película te escapaste” “El cielo debe estar llorando la pérdida de su angelita más linda” “Dónde estuviste metida estos últimos 20 años” “El destino movió sus fichas para que nos encontráramos” “eres la mujer que estuve esperando toda mi vida”
El morrongo es un ser muy astuto, no sé si inteligente, pero sí muy astuto. Lo de inteligente lo pongo en duda porque casi siempre se cae. Así como en la vida judicial no hay crimen perfecto, aplicada esta máxima al morrongo diríamos que: “No hay infidelidad perfecta”. Aunque sólo aplica para los morrongos porque las morrongas difícilmente se caen. Ellas construyen mentiras que convierten en verdades mientras el morrongo se olvida siempre de las mentiras que dijo. Los morrongos caen por su mala memoria, por su descuido, por olvidar los detalles y las mentiras que inventa o por creer bobas a sus novias.
El morrongo, que es la personificación del asolapado tradicional, es un cazador nato. No es su culpa. Nació polígamo pero la sociedad, la iglesia, la familia, el colegio, los prejuicios, el qué dirán la censura social, etc., hicieron de él un hombre fiel en apariencia pero un débil para luchar contra la naturaleza en la práctica. Por eso sus acciones son calculadas. No quiere quedar mal con las personas que poseen de él una imagen inmaculada. En ese sentido, el morrongo, distinto al perro, que se jacta de acumular mujeres como trofeos para sus listas privadas, buscará con paciencia sus aventuras y las concretará en silencio. Como el asesino en serie que debe celebrar sólo sus triunfos. Como a su vez sus víctimas creen lo mejor de él, el morrongo se esmerará por demostrarles que es un pendejo, cursi, inexperto que sucumbió a sus encantos irresistibles. El arma preferida del morrongo es la cara de “yo no fui”, la misma cara de “Si no me quieres creer el problema es tuyo” el mismo rostro legendario del calumniado que es capaz de llegar a la ira o a las lágrimas para salvar su honor en una discusión.

El morrongo sólo es sincero con las mujeres que no le gustan físicamente. A Ellas les dice cosas tan puras, tan transparentes y tan bellas como: “Tengo novia y la adoro” “No sería capaz de serle infiel a mi mujer” “Algún día cuando esté sólo y sin compromiso te busco porque a ti no te gustaría ser mi novia y que yo te fuera infiel”

Estas salidas tan impensables en un hombre hará que la pretendiente caiga rendida ante tan inusual espectáculo de honestidad por lo que, con toda seguridad correrá a su Facebook a escribir: “Aunque no lo crean hay hombros fieles, yo conozco uno divino. Dios te bendiga. Nunca cambies”
En cambio, cuando el morrongo le cae a una mujer que sabe que está comprometido, el morrongo le dirá que su novia es muy cansona, qué están aburridos y que la relación pende de un hilo. Que ya no se entienden y que terminarla será cuestión de días. Que no se ha ido por no hacerle daño a una persona que lo amó tanto y le entregó tantos momentos lindos.
El morrongo juega a no ser el más interesante de la manada. Siempre está a la zaga de lo que queda después de la repartición en un paseo, o de la que resulte llorando para convertirse en su paño de lágrimas. Entonces le dará cariño, le dirá que su novio es un mal hombre pero que no pierda la fe en el amor. Que aún hay hombres que aman y respetan a la vez y que aunque no lo crea, él es uno de ellos.

Al cabo del tiempo el morrongo estará saliendo con su paciente de corazón crítico y lo más probable es que la tenga por mucho tiempo, contra su voluntad, para no defraudar sus palabras. Entonces empezará a aburrirla para que la terminación sea iniciativa de su nueva novia.
Al morrongo le encantan las mujeres comprometidas, son sus preferidas. Una mujer con novio o una señora casada jamás lo llamarán en horas de la noche, tampoco le mandarán mensajes comprometedores y, si se lo encuentran por la calle con otra mujer, tampoco le harán reclamos. Por eso ama encontrar una infiel con la cual liarse. Como ellas no tienen derecho a hacerle reclamos, tratará de tener en su harem, por lo menos a dos mujeres con novio o esposa.
Cuando el morrongo caiga en desgracia, es decir, cuando sea pillado en sus fechorías cuidado, peligro: ¡Es capaz de llorar! ¡Es capaz de amenazar con suicidarse! Pero no te preocupes, le puedes decir que se mate con tranquilidad. Jamás lo hará. Su vida es demasiado deliciosa para desperdiciarla con un raticida en su estómago.



EL TUITERADICTO.
Nombre científico: Electrónicus modus vivendi
Palabras más usadas “Follow” “#FF” “Followback” “Followers” “HT” “TT”
Tuit Más común: “Hagamos TT (Trending topic) con este HT (Hashtag)” “Ya somos tendencia”
Foto de perfil: La sombra de Steve Jobs reflejada en una manzana o un afiche de la campaña de moda.
Perfil: El tuiteradicto es un zombi. No duerme, no come, no va al baño y si va, se lleva el computador o el celular. Pasa horas repasando los mismos tuits y refrescando la pantalla de inicio ávido de noticias y de comunicados de sus amigos e ídolos de la música la política, la actuación o el sarcasmo. Si tiene carro y una cuenta con datos, tuitea desde el carro y toma fotos de trancones, huecos en al vía o cosas exóticas que inmediatamente sube a la red. Reporta trancones y estados de ánimo mientras llega al trabajo o a la universidad. No dedica tiempo a sus seres queridos por andar en la caza de noticias y de seguidores. Es un ser egocentrista que está más pendiente de quienes empezaron a seguirlo que de la comida. Se preocupa más por los seguidores que perdió que por el trabajo que dejó de hacer. Pasa horas frente a su computador tratando de crear el tuit que lo saque del anonimato y cuando cree tenerlo, lo pone en su perfil y empieza a contar las retuiteadas. Por lo regular termina decepcionado al no alcanzar las +100 que todos los tuiteros anhelan.
Odia Facebook aunque tenga un par de cuentas en esa red social y llega a conocer tanto el sistema que ya sabe a qué horas poner sus mejores tuits para que más tuiteros lo lean y hasta qué temas tratar para sentirse involucrado.
Los tuiteros que no son famosos etiquetan a los famosos con la esperanza de lograr un retuit y los que son famosos juegan a tener el mayor número de seguidores con el menor número de personas a las que siguen.

Muchos roban grandes apuntes y los ponen como suyos, otros respetan el derecho de autor y entrecomillan comentarios de terceros. Tuitero que se respete apoya toda causa que considera justa y promete salir a las protestas, aunque sólo el 1% de ellos concrete su salida. Porque el día de la movilización sienten mucho dolor al dejar la red. Entonces deciden apoyar la causa desde su casa.
La dormida de un tuiteradicto tarda entre dos o tres horas en prepararse. Porque primero deciden poner el último tuit. Entonces lo piensan y lo escriben. Luego van a sus otras cuentas, porque siempre tienen varias (La seria y la de trolear a quienes le caen mal o pertenecen a equipos de fútbol o partidos políticos distintos) y se retuitean así mismos. Es muy común, también, que le den copy al tuit y corran a colgarlo en su muro de Facebook. Como en ese trabajo se les van varios minutos, consideran que ya es hora de poner un último, último tuit y lo escriben. Entonces deciden que está muy bueno como para colgarlo en Facebook y se van a ponerlo en sus muros de nuevo. Luego esperan unos minutos a ver quién les da “Me gusta”. Mientras tanto vuelven a tuiter a ver quién les ha retuiteado el último, último tuit y deciden, ahora sí, poner el último, último, último tuit. En esas se la pasan hasta que la cabeza se les dobla de sueño sobre la mesa del computador o sobre el portátil, porque muchos duermen con el computador sobre sus piernas.
Tuitero que se respete apoya su trabajo de cazar y monitorear a sus seguidores a través de aplicaciones como Favstar, socialbro, Twitcam, twuffer, este último un juguetito que le permite programar los tuits del día con la frecuencia que desee y en la cantidad que quiera.
El tuiteradicto neófito se conoce porque un lunes puede dar #FF (Follow Friend) a cualquier amigo o porque le pide a sus ídolos que los sigan cuando él ni siquiera se ha dignado seguirlos.
Los tuiteradictos son incumplidos, el síndrome del último tuit los hace perder minutos valiosos, incluso cuando el taxi está esperándolos en la puerta de la casa, incluso cuando la misma casa se está incendiando. Entonces ponen un tuit que dice “hay humo abundante en la casa #NadadeNervios”
El tuiteradicto es susceptible. A pesar de estar en una red social, qué, como su nombre lo indica es social y admite todo tipo de personas con sus disímiles apreciaciones del mundo, no está abierto a las críticas. Se baja de ánimo cuando alguien se burla de él o de su comentario y, por lo regular, opta por bloquearlo.
Quien escribe tuvo varios de estos síntomas y ahora está en tratamiento psiquiátrico.


EL TAXISTA.
Nombre científico: Varilluns Primate
Palabra más usada: “QAP”
Frases más usadas: “No voy para ese lado” “Patrón no tengo vueltas”
Tuit más común: “No se metan por la 30 está trancada, la 11 y la 7ª también”
Foto de perfil: Lavando el taxi con el agua de una quebrada
Perfil: Con el perdón de los taxistas respetuosos, que son la minoría, aquí les va a los demás, en nombre de todos los usuarios, este memorial de agravios.
El taxista es uno de los culpables del desorden y el caos en todas las ciudades. Es el símbolo del subdesarrollo y el ejemplo vivo de nuestro atraso. Primero porque es ley entre ellos no respetar las señales de tránsito o interpretarlas a su antojo, dependiendo de su afán. Por eso justifican cada uno de sus animalescos actos. Si se cruzan un semáforo es porque no venía ningún carro. Si giran en un lugar prohibido es porque les tocaba dar una vuelta muy larga. Si un taxista lleva carrera: Hace doble o triple fila en los semáforos, culebrea por entre el tráfico, gira sin poner direccionales, se pasa semáforos en Rojo, le echa el carro a los peatones que cruzan por la cebra y excede cualquier límite de velocidad. Si un taxista va sin carrera: se desplaza a la menor velocidad posible para ahorrar gasolina. Si la calle es angosta debes irte detrás hasta que aparezca la calle ancha para hacer el sobre paso o esperar hasta que recoja un pasajero. Si le llegas a pitar te va a decir: “échelo por encima”
El taxista va a donde le da la gana. Antes de quitarle el seguro a la puerta te pregunta para donde vas. Si le conviene te lleva. Si no, arranca sin decir nada. Y si tienes suerte de ser recogido, prepárate para un viaje fastidioso. Casi siempre llevan la radio a todo volumen, justo en una emisora que programa la música que más odias o, en su defecto, tendrás que aguantar el fastidioso ruido del radioteléfono que lo conecta con la operadora que no para de sonar con la voz chillona de una mujer que reparte carreras a 5 mil taxistas de la compañía. El taxista es desordenado. Nunca hace fila antes de los semáforos. Por lo regular se para sobre la cebra. En los trancones se pasa en amarillo y se para sobre el cruce, obstaculizando el paso de los que vienen cruzando. El taxista es gavillero. Si no le pagas lo que dice, si no le dejas el cambio, porque nunca tienen cambio, si le llegas a alegar por algún motivo, y lo que es peor, si lo retas a pelear, llamará a los amigos de su manada y en segundos estarás rodeado de tantos vehículos amarillos cuyos conductores bajarán con su respectiva cruceta en mano, que terminarás pidiéndole excusas, pagándole lo que le de la gana y limpiándole el vidrio con el codo.
Es charlatán. Es coqueto, te mira por el espejo retrovisor. Siempre quiere saber qué haces, si estás casada, si tienes novio y si eres infeliz con él. Cuando te vayas a bajar, si no te ha sacado el teléfono, te dará su tarjeta para que lo llames a la hora que sea sin importar a donde quieras ir.
Y si eres de malas, esto si es una minoría, el taxista es hampón y te lleva con sus amigos a dar un paseo, que ojalá resulte millonario o te jodiste. Entonces, en un semáforo se te suben dos camajanes a lado y lado por las dos puertas de atrás y lo demás es crónica judicial. Te meten al baúl o te agachan con una pistola en la cabeza y te piden las tarjetas y sus claves. Más vale que te las sepas. Luego de saquearte y ultrajarte durante dos o tres horas te dejan abandonado en el lugar más peligroso de la ciudad y te devuelven 10 mil pesos “Por si lo vuelven a atracar, patrón”
El taxista es peligroso. Cuando vayas detrás de uno de ellos conserva la distancia. Ojalá 300 o 400 metros porque si en plena marcha cualquier despistado le saca la mano haciéndole el pare, este ser de reflejos impresionantes mandará el cabrillazo a la derecha mientras frena en seco y lo más seguro es que termines arrugándole la esquina trasera izquierda del carro con el consabido problema de seguros, partes, grúas etc.
Hay Algunos que tienen el taxímetro adulterado. Por eso en los semáforos no te quedes mirando los edificios ni lo que pasa en la calle. No le quites la mirada al aparato o te harán correr 20 o 30 números en cuestión de segundos.
Tanqueando son un chiste. Primero porque nunca van solos, le tienen miedo a los señores de la manguera porque esperan a tener una carrera para ir a reaprovisionarse. “Qué pena voy a entrar un momentico a echar gas pero no me demoro” porque la mayoría usa gas. Pero cuando el carro es de gasolina, la cosa se vuelve irreal. Llenan el tanque y, para que les quepa más gasolina, ladean el carro y lo empiezan a zarandear para que la gasolina se acomode mejor y al carro le quepa más combustible. Alguien que les explique que los líquidos no se aplastan.
En favor de los taxistas debo decir que se han convertido en un gremio que colabora activamente con la policía, de hecho han protagonizado espectaculares persecuciones a bandas de delincuentes. A pesar de que renegamos tanto de ellos, hay ocasiones en las que desearíamos que apareciera un taxi desocupado, así esté conducido por el peor atarbán de la jungla. Por eso me atrevo a decir que son un mal necesario.

LA LOCA Y EL LOCO
Nombre científico: Esquizofrenium Delirium
Palabras más usadas “Contesta” “Mañé” “Guiza” “Descarado”
Frases más usadas: “!Conteste! ¿Pero por qué no contesta?” “Me borras el PIN de esa perra ya mismo” “¿Porqué me soltaste la mano, viste a alguna de tus amiguitas?” “¿Si no tienes nada qué ocultar porqué no me das tu clave de Facebook?”
Tuit más común: “A las perras les encantan los sobrados” “No es que quiera ofender a tu moza pero cuando yo digo perra, ella ladra!
Foto de perfil: Una de cuerpo entero con su vestido negro de coctel y sus botines de tacón. o un anuncio ofensivo:
Perfil: La loca es encantadora. Por lo regular es bonita y cree que su belleza le da licencia para joder. Te mira el celular, te esculca la billetera, te abre el computador, te hackea, te estudia la mirada, te contabiliza el tiempo que hay entre la oficina y el sitio de encuentro o la casa. Te pregunta para donde vas, te pregunta de donde vienes y si te quedas callado más de tres segundos te pregunta que estás pensando. Es víctima por naturaleza y cree que todo lo que dices o haces o dejas de hacer tiene como única finalidad fastidiarla, afectarla o burlarte de ella. La loca es desconfiada. Por eso agrega a tus amigos y amigas a su Facebook y les entabla conversación buscando descubrir cosas que no le has contado. La loca les tiende trampas a tus exnovias con cuentas falsas a fin de conocer si sigues saliendo con ellos o si, por lo menos, se hablan o se extrañan. Con su misma cuenta falsa trata de hacerse pasar por una hermosa mujer que quiere seducirte. Necesita estar segura, necesita saber cómo reaccionas a una invitación de una extraña. Y ay de que caigas!!! Si le dices que estás en un aeropuerto te pide una foto para saber si es cierto. Si le dices que estás con un amigo o familiar le da por saludarlo y te pide que lo comuniques. Es imposible mentirle.
Para la loca todas tus amigas y exnovias son feas, son mañé, brutas, sin estilo o son guisas. Su ego es tan grande que no admite competencia.
La loca no habla, grita. La Loca no pregunta, juzga. Llama cada 15 minutos y si te quedas sin batería prepárate a morir y a ver más tarde en la pantalla: entre 73 y 108 llamadas perdidas.
La loca manipula. Inventa enfermedades para que su pareja no salga o regrese rápido a ella. Es un ser psicológicamente muy complejo. Es tripolar. En un momento te está amando, al rato se está tratando de agredir con algún objeto contundente, más tarde se está queriendo lanzar de tu carro en movimiento porque no quisiste contestar una llamada y en la noche está pidiéndote que la lleves a cine o que te haga el amor.
La loca es excelente actriz: puede estar en la escena del apocalipsis, el final del mundo, destruyendo todo, pero si suena el timbre y es un familiar tuyo se transforma. Se peina, se alisa la ropa, abre la puerta, sonríe, pide excusas por el desorden y explica que está desbaratando el apartamento tratando de encontrar las llaves del carro que no aparecen.
Odia a los hombres, desconfía profundamente de ellos y da por descontado que será víctima de sus infidelidades. Para ella todo hombre es culpable hasta que demuestre lo contrario. La loca para oreja detrás de las puertas, escucha tus conversaciones y revisa los extractos bancarios para hacerle interventoría a tus gastos, de modo que jamás pagues una cena o un motel con tu tarjeta de crédito si no quieres morir ahorcado. Lee, una a una, las llamadas que llegan reportadas en tu factura telefónica y llama a los números que aparezcan reiteradamente para cerciorarse de que no pertenezca a una de tus amiguitas. La loca vive dándole “me gusta” a todos los apuntes feministas que encuentra en Facebook y por lo regular se aprende o escribe una lista de chistes que agreden a los hombres para sacarlos en el momento más oportuno. Del mismo modo, vive lanzando cadenas por Black Berry o Facebook tratando de concientizar a los hombres de preservar, cuidar, consentir, valorar y mil etcéteras a sus novias si no quieren que otros hagan ese trabajo por ellos.
La loca es hipócrita: saluda a sus enemigas con una gran sonrisa mientras comenta con técnica de ventrílocuo: “pobre estúpida”.
El promedio de duración del matrimonio de una loca está entre las 24 horas y los dos meses.
Cuando tiene hijos, pobres hijos, la loca es insoportable. Quiere saber quiénes son sus amigos, qué hablan, donde viven, hacerse amiga de sus padres, controlar las salidas, las llegadas (literalmente) y las relaciones amorosas de los pequeños. Suele recomendar, hacer el guiño, dar el visto bueno a las novias y novios de sus bebés y se reserva el derecho a veto. En los paseos la loca es muy singular. Vive marcando territorio a cuanto sitio llegan a comer o a divertirse y es la que maneja el dinero. El celular repicando con la loca al lado es cosa seria. Primero porque si no contestas se te vuelve un problema. Entonces tienes que contestar con el dedo puesto sobre el botón rojo, listo a colgar por si es una llamada comprometedora. Y si por casualidad es una amiga registrada y su nombre aparece en la pantalla, perdiste. Vas a escuchar algo así como: “La llamas ya mismo y le dices que no te llame más que respete que tienes novia (o esposa)… “Y quiero que pongas el alta voz porque quiero oír que dice la estúpida”. Entonces le preguntas: ¿Estás celosa? Y ella responde: ¿Celosa yo? Para nada mijito, no me conoces. Entonces le dices: Dame un beso y ella te responde: Pídaselo a esa.
Cuando estás en una junta o en alguna reunión importante de trabajo la loca llama. Y tendrás que decirle en voz alta “te amo” y si no lo quieres repetir díselo con buen volumen. Podría obligarte a decir delante del Presidente Mundial de tu compañía cosas como: “Que sí mi amor, que sí te amo” “Sí muchísimo” “Sí mi amor, eres mi vida” “Claro que estoy juicioso mi amor” “Te amo” “Que te amo!!!!”
La loca sufre de depresiones, odia el fútbol, es obsesiva con el aseo, es perfeccionista, no puede ver un cuadro ligeramente torcido porque lo nivela a ojo. Conduciendo jamás le da el paso a nadie y menos a un hombre y comprando es compulsiva. La loca no acepta que le compres algo de precio inferior a lo que te cuesten los regalos que hagas a otros miembros de tu familia. La loca es controladora, sino le das las contraseñas de tus redes sociales te termina la relación. Y en los días aquellos será un 300% más susceptible que una mujer normal. Tienes que cuidarla, consentirla, llevarle la corriente y no toser sin su permiso. Son 4, 5 o 6 días mortales, infernales. Llora, te hace sentir culpable de sus desgracias, se llena de caprichos y antojos y tendrás que abrazarla constantemente y no llevarle la contraria para que no se aflija o entre en depresión.
Si tienes hijos compite con ellos y si eres soltero compite con tus hermanos o tus padres por llevarse el mayor botín. Sufre cuando gastas dinero porque asume que es de ella. Por las buenas es adorable, consentidora, inteligente, excelente amante y buena novia y esposa. Reclama fidelidad porque suele ser fiel. Con un buen tratamiento psicológico podrías hacer de ella la mujer ideal.
El loco, por su parte, hace casi todas las mismas cosas que hace la loca pero suele ser más violento, llegando incluso a matar por celos, por sospecha o simple ira. Al loco se atribuyen muchos crímenes pasionales ya que mientras la loca mechonea a su contrincante, el loco le puede meter un tiro.


LA BANDIDA
Nombre científico: Sexoadiptus tremends
Palabra más usada: “Solteras pero jamás solas” “Casadas sí, presas no” “Volver con tu ex… Nooo.. Figurita repetida no completa el álbum”
Tuit más común: “Hasta que llegue el indicado, disfruten al equivocado”
Foto de perfil: Pasada de tragos, en grupo con sus amigos de rumba.
Perfil: La bandida es cosa seria. A diferencia de la prepago, la bandida no está con muchos hombres a la vez por dinero, sino por gusto. Les encanta el paseo, la rumba, el concierto: el problema es que para cada evento tienen un fulano en lista. El peligro de las bandidas y los bandidos es su inteligencia. Dada su infidelidad han desarrollado una habilidad que raya en la impunidad para ocultar sus crímenes. Y más te vale que no los pilles porque de seguro sus lágrimas terminarán haciéndote pedir perdón por haberla calumniado. Los bandidos son sistemáticos. En su Blackberry tienen no menos de 140 contactos y a todos les está dando el ladito mientras llega un nuevo viernes. Comenzando porque, en el caso de las bandidas, ponen fotos provocativas tipo vestido de baño y viven lanzando cadenas para que sus agregados respondan a través de caritas y emoticones, si ellas les gusta, si saldrían con ellas o si le quieren hacer el amor. Desde el jueves están cuadrando agenda. Porque son rumberas a morir. Ese día decide con quién saldrá esa noche y con quién al día siguiente. Como conoce las cualidades de cada uno de sus admiradores y amantes, establece un cronograma acorde con sus gustos e intereses. El viernes, por ejemplo, le sale al más rumbero, al que tenga el mejor carro, el que compre mejores licores en el bar, el que ande mejor vestido. El sábado va a cine en la tarde con alguien que no le gusta como para cumplir el compromiso y no perderse de algún regalito y en la noche vuelve a meter en la lista de espera al mejor bailarín. El Domingo acepta almorzar con el que tenga más cara de bobo y por la tarde noche acepta en su casa a su mejor amigo para contarle las penas del fin de semana y gorrearle una pizza a domicilio. Las bandidas y los bandidos pocas veces se enamoran y si lo hacen se ennovian y le dan 4.890 vueltas por minuto a la pobre víctima.
Cuando el pobre las llama y el celular no timbra es porque “estaba sin batería”. Si timbra varias veces es porque “Estaba dormida”. Si no contesta un viernes o un sábado en la noche es porque estaban en misa, llegó un familiar, tiene un trabajo tenaz para entregar o porque se quedó dormida. Porque a las bandidas y a los bandidos les da sueño muy temprano los viernes y los sábados. La Bandida es feliz estrenando. Cuando tiene dinero, normal pero cuando no tiene, se inventa la manera de pedir ropa prestada, ropa que por lo regular nunca devuelve. Le encantan los accesorios y por lo regular raya en la lobería al vestir porque copian la pinta de una estrella de cine entrando a un bar de Los Ángeles y eso no es lo mismo que entrar con la misma pinta a una discoteca de Melgar o de Cuadra Picha en Bogotá.
Los bandidos se saben todos los trucos para cometer infidelidad sin dejar rastro. Pero, a diferencia de los morrongos, no tienen problema en aceptar una infidelidad y en justificarla con una desfachatez adorable. Pueden reconocer sin problemas que son sexoadictos o que tienen algún problema psicológico que no quieren tratar.
Los bandidos no se detienen ante ningún obstáculo para llegar a una rumba. Si es menor de edad falsifica la cédula o la contraseña y si no tiene permiso de sus padres o de su pareja, si la tiene, esperará hasta que se duerman para escapar por una ventana o la misma puerta principal de la casa. Cuando el bandido o la bandida tienen varias citas el mismo día se vuelven ejecutivos. Te pueden decir, veámonos un ratito aunque sea o, no me acordaba de una cita médica. El bandido pobre pasa muchas dificultades para atender tantos frentes por lo que resulta convertido en el mejor cliente de las compraventas, claro, después de agotar la estrategia de pedir plata prestada a amigos, tías, hermanos mayores y lo que es peor, a sus mismas novias. No se aterren si han recibido de una bandida o de un bandido, una cena, una bailada e incluso un regalo con dinero de una de sus novias, por lo regular, una de las oficiales. La bandida o el bandido no respetan. Cuando vas con alguien que les llegue a gustar, esperan a que te vayas al baño para sacarles el teléfono y cuadrar una cita.
Los bandidos son solidarios entre sí. Yo te presento una amiga, tu me presentas un amigo y si no conseguimos a nadie nos vamos los dos. Puede pasar. El todo es hacer honor al título que con tanto esfuerzo han ganado.
Por su parte el Bandido es todo esto que dijimos de la bandida, multiplicado por tres.


EL SABELOTODO.
Palabra más usada: “Bruto” “Cuando yo venía usted iba” “cuando yo me había leído 100 libros usted no había nacido”
Tuit más común: “No discutas con ignorantes porque te descienden a su nivel de incompetencia y en ese terreno te ganan por experiencia”
Foto de perfil:
Una foto de Albert Einstein, un cohete rumbo a la luna o la foto de una enciclopedia.
Perfil: El sabelotodo es el que menos sabe de nada. Eso sí, sólo hablan cuando se pueden lucir. Porque su rol es hacer sentir a los demás que lo saben todo. Cuando no saben algo de lo que se está hablando, se excusan, se van al baño, se inventan una llamada entrante o se van del todo. Son más tercos que un expresidente y en sus casas no falta el almanaque mundial, el libro de los Guinnes Record, una colección vieja de revistas de Selecciones de Reader´s Digest y una biblioteca con dos o tres colecciones de Salvat y el diccionario de dudas de la Real Academia de la Lengua. Desde niños compran enciclopedias temáticas, biografías, juegos para aprender jugando y ahora andan afiebrados con la versión para celulares e ipads de "quien quiere ser millonario". El sabelotodo es un fastidio. Te completa los chistes cuando apenas empiezas a contarlos y cuando te quieres lucir con una anécdota, una noticia o algún dato de interés, o espera a que termines para decir: “ya sabía” o, lo que es peor, te interrumpe para corregirte. Nunca invites a un Sabelotodo a ver una película porque te hará chiflar unas cuantas veces cuando empiece a intuir qué es lo que pasa y a contarlo sin que nadie le pregunte y menos, impensable, llevarlo a una reunión de trabajo. Terminará contratado y ocupando tu puesto.

EL YUPI.
Palabra más usada: “¿Almorzamos?” “Marica a cómo está el dólar” “¿Cartagena o Miami?” “Nos vemos en Harrys” “Mejor en Andrés”
Tuit más común: “El dólar perdió 24,56 pesos hoy. Esto está tenaz, hay que diversificar la canasta de inversión”
Foto de perfil:
Otras fotos de perfil: En cualquier ciudad importante del mundo con los edificios de fondo. En la clase ejecutiva de un avión o en alguna playa de Malasia.
Perfil: El Yupi está en alza. Con el nombramiento de, Juan Carlos Pinzón, como Ministro de Defensa, han conquistado el lugar más alto entre los de su categoría, al menos en la vida pública. No hay Yupis sin corbata. No hay Yupies que no hablen con el tono de dj de emisora juvenil. Vale la pena aceptar que son una generación de jóvenes bien preparados como el Renault Clio. La mayoría son egresados de los Andes, Harvard, Oxford, London School of Economics, Stanford, La Javeriana, la Sabana, El Rosario, la U del Norte o la Pontificia Bolivariana. La mayoría tienen especializaciones en el exterior. Salen a rumbear con la camisa por dentro del pantalón, un botón de la camisa desabrochado y, por lo regular, llegan bailando a la mesa de la dama que quieren sacar a bailar. Tienen voz y mirada de conquistadores y Yupi que se respete carga un cofrecito metálico donde porta las tarjetas personales que reparte antes de cada reunión “para que la gente vaya sabiendo que no soy cualquier pintado en la pared”. Usan lociones finas. Los que tienen plata se ponen un Rolex original y los que no un Rolex chino y, jamás se les ve un domingo. Nadie sabe dónde se meten los Yupis los fines de semana porque sólo se les ve de lunes a viernes al medio día. Leen portafolio, Semana, Soho y News Week y Time en ingles. No se pierden concierto de U2, Madonna y Black Eyed Peas aunque tengan que viajar a Miami, Buenos Aires o Ciudad de México. Viajan en Ejecutiva, cuando el tiquete es pagado por la empresa para la que trabajan y prefieren morirse de hambre antes de entrar a un Mc Donalds. La mayoría de Yupis son metrosexuales. En sus maletas de viaje no pueden faltar entre 12 y 15 frascos de productos de belleza y aseo. Y para la electrónica son los reyes. Yupi que se respete ocupa la mitad de su maletín con aparatos electrónicos. Ninguna pared les alcanza para conectarlos. El Ipod, el Ipad, el Iphone, El Blackberry, la cámara fotográfica, el computador portátil, el segundo celular, etc.


Espere la próxima semana más personajes de la "Fauna Colombiana"