viernes, 23 de diciembre de 2011

Lo que regala un Grinch en Navidad

No es fácil la Navidad para quienes pertenecemos al Club Grinch, del cuál soy fundador. Especialmente por el sonido de las ambulancias transportando niños quemados, los disparos al aire de borrachos irresponsables que casi siempre caen en la cabeza de algún inocente y, por sobre todo, las llamadas de exnovias y exnovios, justo a la media noche del 24 y el 31 de diciembre cuando uno está felicitando a su pareja.

Aún así, hay tradiciones que debemos respetar y mantener, so pena de caer en la tacañería y por eso publico aquí mi lista de regalos.

Mi primer regalo es para los Taxistas. Para ellos, un detector de intenciones para que adivinen si el pasajero que les está sacando la mano va para un lugar que les convenga, ojalá para enseguida de su casa, y el Manual de las Convivir para que terminen de organizar los grupos de ataque masivo en gavilla a los pasajeros que no les paguen lo que les venga en gana o se nieguen a dejar el cambio por haber pagado con un billete de alta denominación.

Al Presidente del Partido Conservador, aquel insigne defensor de la moral, homofóbico y acérrimo opositor del aborto, quien sin embargo no tuvo escrúpulos en recibir de la Dirección de Estupefacientes y por una módica suma mensual, la administración del Motel las Pirámides en Cali, al que ingresan esas personas que en el Congreso tanto detesta pero que adora en la caja del lucrativo negocio. Al Dr. José Darío Salazar le regalo una palmerita de luces anaranjadas para el motel y le pago por un año un conductor homosexual y una empleada del servicio lesbiana para que descubra que son personas comunes y corrientes, tan o más eficientes y honestas que las heterosexuales. La ventaja es que la mujer no saldrá embarazada por lo que no tendrá problemas con un aborto posterior. Lo que si puede es recomendarlos con sus amigos en el ICBF para que los beneficien con una adopción.

Al Doctor Juan Manuel Corzo, honorable presidente de nuestro Congreso de la República, mejor senador del año (Cómo será el peor), unas acciones de Ecopetrol, bonos para tanquear de manera gratuita todo el año, un código penal para que consulte a diario sus actuaciones sin tener que recurrir a la presentación de proyectos de leyes de inmunidad y un estuche de terciopelo para su pasaporte diplomático. A los demás Congresistas, la aprobación de la reforma a la Ley 4 de 1.992 para que sus pensioncitas pasen de 11 a 16 millones, la aprobación de la Ley que con motivo del bicentenario sacará de la cárcel a más de 50 colegas; carros blindados para todos, celulares de última generación con sus cuentas, más escoltas, mas tiquetes en primera clase, y todo el silencio y la indiferencia de los colombianos para que sigan acabando con nuestro país.

A Los primos Nule les doy mis felicitaciones por obtener una pena tan corta sin haber tenido que delatar a su “cuarto socio” y también un permiso extramuros para que vayan en su avión privado a Dubai a pagar la administración y los servicios del apartamento. Para ellos también va el pliego, chuleado, para que liciten el Metro de Bogotá y el corredor verde de la carrera Séptima.

A los Hermanos Moreno, sepultureros del Polo Democrático, una lápida para que la pongan a la entrada del Partido, una foto de su abuelo inaugurando la Avenida el Dorado que ellos destruyeron y una caja fuerte para que guarden los 15 mil millones que, según la Fiscalía, recibieron de sobornos por los contratos adjudicados a los Nule.

A Andrés Felipe Arias el libro: "Cómo desperdiciar una vida pública brillante por ambición"

A Juan Carlos Martínez un cartógrafo para que levante los planos de lo que desea abarcar con su imperio de corrupción.

A los miembros de la Federación Colombiana de Fútbol una carta de renuncia firmada y solicitada por 48 millones de Colombianos y el libro “Como echar 9 técnicos en 10 años sin que a los miembros de la Junta les pase nada”

Al bolillo Gómez una muñeca de caucho para que desahogue sus rabietas, eso sí, contra la firma de un documento en el que se compromete a no golpear mujeres, por lo menos, hasta que termine el mundial 2014.

A los hinchas de Millonarios una foto de la que iba a ser nuestra estrella 14, tomada en los estantes del Junior y que, debería ser la 12, si algún día nos volvemos sensatos y devolvemos las dos que ganamos con dineros de la mafia. A los Hinchas del América pasajes en CootransSabanalarga, CootrasnZipaquirá, CootrasnSoacha y demás empresas que viajan a los municipios donde jugará la mechita todo el 2012. A los jugadores de Millos y Caldas un jueguito para patear penaltis. A los hinchas de Santafé un manual de cómo no pensar en el suicidio después de 36 años sin campeonar. A los hinchas de Nacional el carné de RCN. A los jugadores del Bucaramanga, Unión Magdalena, Cortuluá, Pereira y América una foto de cuando estaban en la A, a ver si se animan a regresar pronto.

A los más de mil alcaldes, 32 gobernadores y más de 10 mil concejales y 400 diputados elegidos y que se posesionan este 1ero de enero un gran consejo: Ningún dinero, ninguna suma, por más ceros a la derecha que tenga vale más que un buen nombre, un gran prestigio, una magnífica reputación.

A las Farc una foto de las madres, las esposas y los hijos de los policías y diputados del Valle asesinados por la espalda, visitando sus tumbas. También unas orejas gigantes como las de la conejita María del Pilar Hurtado a ver si por fin escuchan a todo un pueblo que clama por la paz y la libertad de sus secuestrados.

Para Ingrid Betancourt, un libro que nadie ha escrito pero que todos vivimos argumentando y que podría llamarse, ojo porque el título es un poco largo: "Yo también estuve secuestrada por no hacer caso al ejército, pero me liberaron y como agradecimiento intenté demandar al Estado. Como la gente se emputó desistí de la demanda y prometí luchar por los que se quedaron en la selva y dejarme crecer el pelo hasta que todos regresaran a casa pero se me olvidaron las promesas y hasta mejor porque con lo demorados que son los guerrilleros para interpretar el sentimiento de toda una nación, a esta hora ya estaría trapeando el piso con mi cabello y desde luego pisándome las mechas al caminar". Estoy consciente de la longitud del título pero corresponderá a los publicistas o a un tuitero consumado resumir esta carreta en 140 caracteres.

A los secuestrados y sus familias, más paciencia, más fe y más voluntad para seguir luchando por su liberación. También la promesa de que, si no los liberan, vamos por ellos!

A Alvaro Uribe y a Piedad Córdoba un tiquete de ida a Punta Cana, léase bien, de "ida sin regreso" a “Punta Cana” no “Puta Cana”, a ver si nos dejan descansar un poco de sus discursos de odio que tanto nos dividen y nos hacen agredir a los colombianos impidiéndonos estar unidos para buscar la paz y el progreso. Para los dos un control remoto con el botón “Mute” hundido.

A todos los corruptos de Colombia la promesa de la Segunda Marcha de los Antifaces y la versión 2012 de los Premios Carroña.

A mis lectores y televidentes mi agradecimiento, dos series y un libro: la segunda parte de El Capo, una obra sobre los hermanos Castaño titulada “Los Tres Caínes” y por fin, mi novela “El Puente de los Suspiros”

A mis amigos de Manos Limpias en todo el país, un agradecimiento inmenso por aportarle a Colombia y a los niños que no han nacido, su tiempo, su dinero, su voluntad férrea, su seguridad y sus neuronas en procura de acabar con tanta injusticia y tanta corrupción.

Y a ustedes mis amigos y familiares del alma: Salud. Salud y más salud. porque el dinero y el amor se consiguen pero la salud es un tesoro que sólo valoran quienes ahora se encuentran padeciendo una enfermedad, una lesión. Muchos millonarios quisieran poder comprar la salud que les falta pero esa es de las cosas que no tienen precio. Por eso para ustedes toda la fortaleza y el bienestar de este mundo y una Feliz Navidad, ojalá si más niños quemados ni borrachos encendiendo un volador con una colilla de cigarrillo y con una cerveza en la otra mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario